¿Vacuna «nasal» contra el coronavirus? / «Produce más anticuerpos, una respuesta más poderosa»

¿Una vacuna nasal sería más efectiva contra el coronavirus? Un estudio revela que «produce más anticuerpos y proporciona una respuesta más potente», pero los periodos de tiempo son más largos…

¿Una vacuna nasal contra el coronavirus? Según un estudio, sería más eficaz para proteger a las personas del virus Sars-CoV-2. El problema es que para una vacuna de este tipo hay que esperar aún más tiempo. Sin embargo, la punción intramuscular no es necesariamente la mejor estrategia. Muchos virus, incluyendo el coronavirus, utilizan la membrana mucosa para entrar en el cuerpo. Es el tejido húmedo y blando que cubre la nariz, la boca, los pulmones y el tracto digestivo.

Pero las vacunas intramusculares no son capaces de activar una respuesta inmune de la mucosa, deben depender de células que vienen de otras partes del cuerpo y luego se mueven hacia la infección. Pero si tenemos en cuenta el poder y la rápida propagación del coronavirus, entonces podría ser más efectivo establecer el primer muro defensivo donde el coronavirus entra. «Considerando lo poderosas que pueden ser las respuestas de la mucosa contra un patógeno viral, sería mejor pensar en vacunas para la mucosa», dice Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Universidad de Yale que firma el estudio publicado en la Annual Review of Immunology.

¿Una vacuna “nasal” sería más efectiva contra el coronavirus?

Hay varios grupos de investigación, incluso en los EE.UU., Canadá y Holanda, que están trabajando en las vacunas nasales. También hay algunas empresas, como la biotecnológica Vaxart, que están empezando a preparar formulaciones orales con el objetivo de fortalecer el revestimiento del intestino. Según Deepta Bhattacharya, inmunólogo de la Universidad de Arizona, una estrategia no excluye la otra, al contrario, se puede pensar en una defensa máxima contra el coronavirus.

Ambas vacunas pueden producir anticuerpos como IgG y usar células B para destruir el coronavirus. Pero las vacunas nasales pueden usar otras células, como el anticuerpo IgA. Estas múltiples respuestas explican el éxito de la vacuna oral contra la polio. «La mayoría de las vacunas respiratorias, como la del sarampión, se administran por vía intramuscular, y funciona», dijo Akiko Iwasaki, quien dijo que confiar en una sola estrategia podría ser arriesgado. Pero no es fácil desarrollar una vacuna nasal efectiva, porque puede producir más efectos secundarios. De ahí, probablemente, la elección del mundo de ir por un camino diferente.

También puedes leer: Se identificaron seis tipos de covid 19: qué son y con qué síntomas se producen