LifeStyle

¿ Vamos a morir pronto? Un estudio científico nos advierte sobre la fecha de nuestra muerte

¿A qué ritmo y velocidad se acerca la muerte en caso de que tengamos una enfermedad terminal? La pregunta puede parecer un poco absurda e imposible de responder, pero, al observar el funcionamiento de las células afectadas por enfermedades como el Alzheimer y el cáncer, la ciencia y los investigadores han hecho lo posible por obtener una respuesta que sea plausible.

Entonces ¿A qué velocidad se acerca la muerte de las personas cuando están gravemente enfermas? Sólo con pensar en la pregunta ya creemos que la respuesta debe ser un poco macabra, pero está claro que todo el mundo se ha planteado esta duda al menos una vez en la vida, especialmente aquellos que están padeciendo de alguna enfermedad terminal o que requieren de muchos tratamientos y cuidado, como puede ser el cáncer o el Alzheimer. Por este motivo, la ciencia ha pensado en la mejor forma de obtener una respuesta que sea fiable para todos. El proceso consistió en observar la velocidad a la que las células enfermas se suicidan para proteger el desarrollo de la enfermedad dentro del organismo (este es un proceso común que recibe el nombre de apoptosis). Este es un método complejo, pero aparentemente eficaz, el estudio fue desarrollado por la Universidad de Stanford en California y publicado recientemente en la revista Science. Para lo sorpresa de muchos, el resultado final fue una cifra muy concreta: al menos 2 milímetros por hora.

La muerte de las células es un proceso lento pero inexorable. En el estudio, se analizó una muestra de huevos de rana con el fin de observar cómo se desarrollaban y deterioraban sus células: «Si podemos conocer a que velocidad llegan a morir las células de la especie, o más exactamente, la forma en la que mueren es posible comprender el funcionamiento humano y poner en marcha nuevos estudios enfocados en el tratamiento de enfermedades degenerativas como el cáncer, el parkinson y el Alzheimer», explican los expertos en una entrevista para “The Guardian”. Los autores de la investigación, llamados Xianrui Cheng y James Ferrell son profesores del Departamento de Bioquímica y Biología de la Universidad de Stanford. El propósito de su estudio tuvo el siguiente interés: “para el caso de los pacientes que hayan desarrollado cáncer, puede que sea posible empujar a las células cancerosas al suicidio para tratar la enfermedad, mientras que, para el caso de los pacientes con Alzheimer, cáncer y demás enfermedades degenerativas, las neuronas muertas por la neurodegeneración podrían ser preservadas durante mucho más tiempo”, aseguran los expertos.

Pero ¿Cuál es la fecha de la muerte para cada tipo de caso?

Como ya hemos notado, los datos de este tipo de investigación han sido enfocados para ofrecer una información sencilla y fácil de comprender a todo tipo de espectador, ya sean las personas del común, o aquellos expertos científicos. Cheng y Ferrell pudieron llegar a una conclusión midiendo la velocidad de propagación de las llamadas “ondas gatillo”, dicho de otra forma, una señal que se encarga de llevar a las células a que se cumpla la apoptosis.

De hecho, el suicidio celular es un proceso natural y completamente necesario, ya que ayuda a mantener el equilibrio entre el número de células de un organismo y la estabilidad de sus tejidos. Además, está es la única manera posible de garantizar un desarrollo adecuado y el estado general del cuerpo humano, se ha estimado que llegamos a perder un promedio de 50.000 millones de células cada día para mantenerse completamente saludable. Por lo tanto, este tipo de estudios es importante para seguir en la búsqueda de alternativas de tratamiento más eficaces que combatan el desarrollo de las enfermedades degenerativas que en la actualidad aún no tienen una cura que sea totalmente efectiva.

Publicaciones relacionadas