Vello facial: causas hormonales y remedios efectivos

El vello facial es una imperfección que no sólo afecta al clásico bigote, sino que también puede afectar a grandes zonas de la cara, como el mentón, el cuello, las mejillas, pero también las sienes y las patillas. Las causas de un pelo superfluo pueden ser diferentes, y hay muchos remedios eficaces para resolver el problema definitivamente.

Causas del vello facial

Las motivaciones y causas para tener más o menos vello facial, especialmente para las mujeres, tienden a ser dobles: genéticas u hormonales. Las causas genéticas son hereditarias y determinan la cantidad de folículos presentes en nuestro cuerpo, incluyendo la cara, y su capacidad para desarrollar pelo maduro.

A menudo también están relacionadas con el fenotipo: es muy común que las mujeres de tez más oscura y pelo más oscuro tengan más pelo que las que tienen un fenotipo con pelo y ojos claros.

Las causas hormonales, por otra parte, están vinculadas al hirsutismo, es decir, el pelo se manifiesta en lugares donde las mujeres no lo presentan normalmente, especialmente en la cara. El hirsutismo no está estrictamente relacionado con la fase de la adolescencia, sino que por el contrario puede ocurrir en otros momentos de la vida, cuando hay desequilibrios hormonales. Éstas se producen cuando hay una cantidad de testosterona superior a la normal, una hormona masculina que también está presente en las mujeres, aunque en cantidades más pequeñas.

El hirsutismo suele ser un síntoma de un problema más grave, como el síndrome de ovarios poliquísticos, los trastornos de la tiroides, la hiperactividad de las glándulas suprarrenales o cuando se toman ciertos medicamentos. En estos casos es mejor consultar a un médico especialista para averiguar el origen del problema y resolverlo con la terapia adecuada.

Depilación: cera y pinzas

El vello facial puede ser eliminado mediante una adecuada depilación.

La depilación con cera es un gran clásico y se puede realizar sola o con la ayuda de una esteticista.

Este tratamiento está especialmente recomendado para aquellos que tienen un pelo bastante fino y una piel que no se ve excesivamente afectada por el trauma del desgarro. En el caso de las personas con piel más delicada, se recomienda preparar la zona exfoliándola y luego aplicar una crema hidratante después del tratamiento, para evitar la inflamación o los granos.

Para los que no soportan la cera, pueden usar pinzas para eliminar el vello facial. Con un poco de paciencia se puede quitar todo el pelo innecesario e, incluso en este caso, aplicar una crema hidratante después de quitar el pelo.

Eliminación permanente del vello

El láser y la luz pulsada son buenas alternativas para eliminar el vello facial de forma permanente. La luz pulsada utiliza una fuente de luz de amplio espectro, lo que permite trabajar en áreas más grandes. El láser, por otro lado, trabaja en el pelo de forma selectiva y precisa.

Ambos métodos son mucho más efectivos en pieles claras y cabellos oscuros por el contraste de colores.

Cuchilla y crema depilatoria

Estos dos métodos de depilación no se recomiendan en absoluto para eliminar el vello facial. La cuchilla, al cortar el extremo del cabello, lo refuerza y le da una forma limpia, haciéndolo más visible. La crema depilatoria también debe evitarse en caso de vello facial. Es un afeitado químico y las sustancias que contiene destruyen la queratina que forma el pelo, pero sólo a nivel de la superficie de la piel. El efecto final es el mismo que el de una cuchilla de afeitar.

También puedes leer: Deficiencia de vitamina D, he aquí cómo resolver el problema y cuáles son los riesgos