Salud

Ver la tele y comer tienen consecuencias negativas para la salud

Es normal para muchas personas comer delante del televisor, de hecho, comer alguna botana delante de una película es una actividad agradable que puede completar el día de más de uno. Estudios demuestran que comer delante del televisor fomenta el consumo desmedido de alimentos, motivo por el que los expertos recomiendan no hacerlo, siendo este un hábito que puede tener consecuencias negativas en nuestra salud.  

Comemos más delante de la televisión.

Estar sentado frente al televisor nos hace perder la noción de lo que comemos, especialmente de la cantidad de los alimentos y de la calidad de lo que está en nuestro plato. Estando frente a la televisión se pierde la noción de la sensación de satisfacción, incluso si ya has comido una buena cantidad. Esta distracción puede causar severos atracones y a comer más de lo que es necesario. La principal recomendación es prestar atención a los alimentos mientras comemos y disfrutar de la vista, el sabor y los olores de una buena comida.

Los riesgos de la comida chatarra.

Sin duda alguna, no hay mejor acompañante para una noche de cine que los dulces y la comida chatarra de diversos tipos. Para la desgracia de muchos, este hábito puede tener serias consecuencias en nuestra salud, además de aumentar nuestra predisposición a la comida chatarra, también aumentará el condicionamiento a la comida de este tipo en los momentos de estrés o ansiedad. Según los resultados de un estudio publicado en el International Journal of Communication and Health, las personas que ven la televisión de manera excesiva también tienden a comer grandes cantidades de comida basura. ¿Cómo se puede solucionar este problema? Cambia tu dieta por platillos más saludables y cómelo en un descanso entre la primera y la segunda mitad de la película o la serie.

Aumenta la dificultad para conseguir la sensación de saciedad.

Al estar demasiado concentrado en lo que sucede en el televisor, el placer que se obtiene al comer disminuye considerablemente. Esto hace que alcanzar la saciedad sea muy difícil sin tener en cuenta la cantidad de comida ingerida.

Aumenta la posibilidad de desarrollar patologías.

La obesidad es una enfermedad que es considerada muy peligrosa, ya que ocasiona la aparición de muchas otras enfermedades debilitantes como la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardiacas. Lo bueno con respecto a esto, es que evitar la obesidad es algo sencillo de evitar, basta con prestar atención a la forma como nos alimentamos y nuestra capacidad para hacer actividad física, por lo que se recomienda no comer delante de la televisión. Las razones son las mismas mencionadas antes, pero, además, comer delante de la televisión impulsa el sedentarismo reduciendo el funcionamiento del metabolismo y la acumulación de grasa en la región abdominal.

Publicaciones relacionadas