¿Hay vida después de la muerte? La ciencia dice que sí

Tarde o temprano, todos nos enfrentamos a la pérdida de alguien a quien queríamos mucho y en ese momento, cuando aún no estamos listos para dejarlo ir, nos preguntamos «¿hay vida después de la muerte?».

Sí, esta es la respuesta a la que llegaron algunos investigadores de la University of Alabama y de la University of Washington, quienes publicaron el estudio titulado “Accurate Predictions of Postmortem Interval Using Linear Regression Analyses of Gene Meter Expression Data», mediante el cual nos explican cómo llegaron a esa conclusión.

El equipo de investigación, liderado por el microbiólogo Peter Noble, analizó más de 1.000 genes en tejidos de peces cebra y ratones y descubrió que algunos de ellos vivían incluso hasta cuatro días después del deceso en el caso de los peces y dos días en el caso de los roedores.

Los genes que «cobraron vida» fueron aquellos involucrados en algunas tareas específicas para el cuerpo, como estimular la inflamación, activar el sistema inmunológico o combatir el estrés. Pero no sólo eso.

Lo que dejó a los investigadores con la boca abierta fue la activación de algunos genes fundamentales para el desarrollo y la formación del embrión que, durante el curso de la vida, permanecen latentes.

Otros genes involucrados fueron aquellos considerados «promotores» del desarrollo del cáncer. Este último podría explicar por qué las personas que reciben un trasplante de una persona recién fallecida tienen un mayor riesgo de cáncer.

¿Con qué propósito se realizó este estudio? Los hallazgos permitirán a los forenses identificar mejor la hora exacta de la muerte y a la ciencia mejorar los procedimientos para los trasplantes de órganos. Y, como dice el propio Autor Noble, «este estudio muestra que es posible obtener más información sobre la vida estudiando la muerte».