Video : La pelea entre Kourtney y Kim Kardashian

Las hermanas Kardashian son nuevamente protagonistas de un escándalo. Y es que por lo visto en la nueva temporada de «Keeping Up With The Kardashians» que se estrenó la noche de este jueves 2 de abril a través de E! en Estados Unidos, Kourtney y Kim Kardashian no tienen la relación sólida e irrompible que aparentaban.

La relación entre estas dos hermanas ha llegado a un punto de cero diálogo en el que han decidido resolver sus diferencias a golpes. La violencia que se ve en las imágenes pone los pelos de punta sobre todo teniendo en cuenta que, a pesar de ser hermanas, no dejan de maltratarse.

Desde la temporada anterior Kourtney Kardashian, la hermana mayor del Clan Kardashian-Jenner, informó a sus hermanas que ya no quiere seguir participando en el reality para proteger la intimidad de sus hijos. Ante esto, todas las hermanas a excepción de Kylie Jenner, se reunieron para darle solución a este contratiempo. Quien no respondió de la mejor manera fue Kim Kardashian, quien luego de varios insultos dirigidos a su hermana mayor, esta le da una fuerte bofetada ante las cámaras del show.

Khloé Kardashian y Kendall Jenner se encontraban delante y no podían creer lo que veían sus ojos. Mientras Kourtney se defendía con los brazos, Kim Kardashian no dejaba de darle manotazos. ¡Deja de clavarme las uñas!”, le gritaba Kourtney intentando zafarse mientras Kim, como poseída, la empujaba por el pasillo a base de golpes.

La pelea acaba con Kim Kardashian yéndose al baño para comprobar ante el espejo que todo estaba en su sitio (recordemos que estaban en plena grabación del reality) y con Kourtney escondida en un cuarto y lanzándose gritos con Khloé.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Tras lo ocurrido, Kourtney emitió un comunicado en el que confirma que abandona el reality para dedicarse a su familia y a trabajar en su marca de lifestyle, Poosh, en la que ya lleva tiempo trabajando.

Según han indicado en Estados Unidos, el programa Keeping Up with the Kardashians tuvo que detener su grabación durante algunos días para que la relación entre las mujeres se calmara.