Vitamina B12: para qué sirve y los problemas de su deficiencia

A diario, nuestro organismo necesita una mínima cantidad de vitamina B12 (entre 2 y 3 mcg), pero por más pequeña que sea esta dosis diaria, es realmente esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, de hecho, una deficiencia de esta vitamina a largo plazo puede provocar graves daños.

El problema se presenta porque nuestro cuerpo es incapaz de producir esta sustancia por sí solo, por lo que necesariamente se debe extraer de algunos alimentos.

La vitamina B12 es conocida también como Cobalamina, debido a que en su composición se encuentra un átomo de cobalto en el centro. Además, hace parte de las vitaminas hidrosolubles, las cuales se disuelven en agua.

¿Para qué sirve la vitamina B12?

La vitamina B12 es indispensables en la formación de glóbulos rojos que favorecen el crecimiento. En especial, trabaja en sinergia con el ácido fólico en la síntesis de ADN y ARN, favoreciendo así también a la formación de glóbulos blancos, los cuales son los encargados de defender nuestro organismo de microorganismos infecciosos.

Asimismo, esta vitamina ayuda a la buena salud del sistema nervioso al participar en la formación de la capa de mielina que rodea los nervios. También la acción que ejerce sobre el metabolismo de la homocisteína es fundamental para nuestra salud, dado que ayuda a mantener los niveles adecuados evitando que se acumule demasiado colesterol en los vasos sanguíneos.

Consecuencias de la deficiencia de vitamina B12

La deficiencia de vitamina B12 puede llegar a ocasionar un grave daño al sistema nervioso y un aumento en la sangre de los niveles de homocisteína, un aminoácido que está relacionado con la aparición de enfermedades cardiovasculares, cáncer y demencia. Asimismo, la falta de vitamina B12 junto con los bajos niveles de ácido fólico, pueden provocar anemia.

Particularmente, los bajos niveles de esta vitamina en la sangre pueden llevar a que se desarrolle una anemia especial llamada megaloblástica o perniciosa, la cual es considerada de alto peligro. En los niños, se debe tener mucho cuidado con la deficiencia de dicha vitamina, puesto que puede causar un grave daño neurológico permanente.

Los primeros síntomas de su deficiencia son:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Nerviosismo
  • Pérdida de la memoria
  • Disminución de la atención

Para evaluar los niveles de vitamina B12 se deben realizar análisis de sangre específicos que establezcan los niveles reales de esta sustancia en nuestro organismo.

Por el contrario, cuando se presentan niveles altos de vitamina B12 se puede producir acné, pero su exceso en particular podría ser especialmente dañino para los riñones. Sin embargo, es muy difícil llegar a alcanzar niveles altos de esta vitamina solo con los alimentos, pero si llegara a suceder, lo mejor es contactar a un especialista para conocer las causas de este problema.

¿En qué alimentos podemos encontrar vitamina B12?

Los alimentos en los que podemos encontrar esta vitamina son especialmente pescados, carne, leche, productos lácteos y huevos, debido a que los piensos con los que se alimentan los animales con frecuencia se le añade esta sustancia. Algunas plantas podrían contener B12, puesto que esta vitamina es sintetizada por bacterias que se encuentran en la tierra.

Los alimentos enriquecidos a los que se les añade particularmente esta vitamina, son algunos cereales para el desayuno o leches de tipos vegetales. En ellos encontrarás la presencia y la cantidad de vitamina B12 indicada en la etiqueta.