LifeStyle

Las insólitas razones por las que nos comemos las uñas

Comerse las uñas podría deberse simplemente a un mal hábito, a un vicio o tal vez por ansiedad. Diversos estudios han arrojado que esta costumbre que resulta antihigiénica y de mal gusto puede ser causada por diferentes razones que te sorprenderán.

Señal de Neurosis

Muchas personas desconocen que comerse las uñas es uno de los síntomas más significativos de la neurosis, así como halarse el cabello, padecer de angustias, insomnio, y frecuentes dolores de cabeza.

El alto grado de ansiedad generalizada que presenta una persona neurótica puede manifestarse directamente en la acción de comerse las uñas de manera descontrolada y sin poderlo evitar, y eso es lo que causa una gran diferencia con el hecho de ser una simple manía.

Ante esta realidad, es muy importante evaluar tanto la manera, como la frecuencia en la que una persona se muerde y come las uñas, y los debidos exámenes médicos, para determinar si ciertamente se trata de neurosis o algún trastorno similar.

Por placer

Por más que parezca insólito, también hay estudios recientes que indican que una de las principales causas es por placer. Según explican algunos científicos, comerse las uñas libera endorfinas, por lo que puede traer sensaciones de tranquilidad, felicidad y placer a la persona que lo hace.

Rasgo de un perfeccionista

Otro estudio que toca este punto y que fue publicado en el 2015, señala que las personas perfeccionistas también suelen ser más propensas a cometer este acto. Porque quienes están buscando todo el tiempo la perfección de las cosas pueden volverse visiblemente irritables o estar insatisfechas con frecuencia, lo que les podría llevar a comerse las uñas. ¿Te sientes identificado?

Un snack particular

Pues sí, aunque suene grotesco también se ha determinado que la ansiedad causada por tener hambre nos hace querer llevarnos los dedos a la boca, y lo primero que encontramos son nuestras uñas. Así que, podría ser cierto que cuando le preguntas a alguien que por qué se está comiendo sus uñas te diga que simplemente es porque tiene hambre, y que esto no le parezca algo descabellado ni fuera de lo común.

Lo importante de este hecho, es darnos cuenta de que comernos las uñas es un mal hábito y que puede traer consecuencias sumamente negativas para nuestra salud. Si incurrir en esa acción se ha vuelto algo más que recurrente, por más insólitas que sean las razones, acude a un especialista para que te ayude a remediarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.