Cocina, recetas y alimentos

Los cinco errores más comunes al utilizar el microondas

¿Alguna vez te preguntaste si estás utilizando correctamente el microondas? Los descuidos son muy comunes con este aparato cotidiano que cada día cuenta con más funciones, por esa razón, hoy veremos los errores más comunes y cómo evitarlos.

El microondas es una herramienta  indispensable para la vida cotidiana de muchas personas ocupadas, porque que les ayuda a mantener sus alimentos calientes sin tener que recurrir a la estufa. Pero, su uso suele estar plagado por algunos errores que pueden ser tan perjudiciales para nuestra salud como para la vida útil del horno.

Calentar los alimentos sin cubrirlos

Se recomienda evitar colocar un plato sin tapa en el microondas, ya que calentarlo nos expone a dos posibles riesgos: 1: que la comida que hay dentro se cocine demasiado y que salpique a las paredes del horno y 2: que la comida se cocine demasiado y se vuelva perjudicial para la salud.

Para evitar esta segunda situación, puedes obtener tapas de plástico que cuestan solo unos pocos euros. En caso de que no puedas conseguirlo, puedes usar un segundo plato para cubrir el primero.

Evita utilizar recipientes no aptos

Existen algunos materiales que no deben utilizarse en un horno microondas. Esto es especialmente cierto para el caso de la melamina, un material ampliamente empleado para los cuencos, los cubiertos y los platos para niños. La melamina no es apta para su uso en el microondas, ya que se vuelve tóxica cuando se calienta.

Por otro lado, la terracota es un material con la capacidad de absorber el calor debido a su porosidad. Tras la cocción, su contenido suele permanecer frío o caliente, mientras que el plato o cuenco de barro resulta hirviendo. Algo que no recomendamos.

Por último, otro tipo de recipiente que hay que evitar a toda costa son los cuencos de plástico de baja calidad. Aunque es comprensible que en ocasiones se quiera comer caliente con el mínimo esfuerzo, se corre el riesgo de envenenar al organismo con plástico derretido o simplemente echar a perder los alimentos.

Nuestra recomendación es transferir los alimentos a un plato de cerámica, un cuenco de cristal o un recipiente de plástico certificado apto para microondas.

Utilizar el microondas para descongelar la carne

Estamos seguros de que todo el mundo ha descongelado carne en el microondas al menos una vez, después de todo, esta máquina está diseñada para descongelar, ¿No?

Lo cierto es que al hacer esto se corre el riesgo de cocinar la carne de muy mala manera. La carne congelada puede salir del microondas blanda por fuera y muy cocida por dentro, además de estar muy seca. Esto puede arruinar por completo la comida, especialmente con la carne de vaca, la cual puede cocinarse con mucha más rapidez.

Si quieres utilizar tu microondas para descongelar alimentos, la mejor opción es utilizar el modo de descongelación de tu horno, ya que este cuenta con varios ajustes especiales dependiendo de cada caso.

No limpiar el microondas con frecuencia

El horno microondas siempre está expuesto a salpicaduras de comida, grasa y alimentos, por lo tanto, es imprescindible limpiarlo con frecuencia. Cuanto más se espere para limpiar el horno microondas, más se secará la suciedad en sus paredes y mayor será la dificultad para limpiarlo.

Para la limpieza, es mejor evitar el uso de productos domésticos potencialmente tóxicos. La mejor opción es calentar un cuenco de agua en el microondas durante uno o dos minutos para crear un vapor que ayude a aflojar la suciedad. Además, una mezcla de agua y zumo de limón también será útil, y puedes frotar con ayuda de una esponja.

Evita colocar metal dentro del microondas

El uso de metal está prohibido en los hornos microondas, de hecho, colocar un tenedor o un plato de metal en esta herramienta puede producir un arco eléctrico.

Los riesgos varían, van desde colocar una pequeña cantidad de papel de aluminio encima hasta introducir vasos o platos de metal. Algo que a menudo se pasa por alto es que las decoraciones de algunos platos y fuentes pueden contener metal: un borde dorado o plateado, un dibujo brillante, solo eso basta para crear pequeños destellos dentro de tu electrodoméstico.

Cuando cocines en el microondas, intenta elegir un plato lo más neutro posible, algunos materiales recomendados son: Pyrex, vidrio o cerámica.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito