Estilo de vida

10 cosas que nadie te cuenta del sexo después del parto

El nacimiento de un hijo es un momento de alegría y cambio en la vida de una pareja. Sin embargo, también puede plantear desafíos, especialmente en lo que respecta al sexo. Después de dar a luz, muchas mujeres y parejas se preguntan cuándo es seguro reanudar la actividad sexual y cómo puede afectar su cuerpo y su relación. A continuación, te lo explicamos todo!

La recuperación física después del parto

Después de dar a luz, el cuerpo de una mujer necesita tiempo para sanar y recuperarse. Tanto el parto vaginal como la cesárea pueden causar cambios en el cuerpo que pueden afectar la vida sexual. Estos son alguno de ellos:

Cambios en el área genital

Durante el embarazo y el parto, el área genital de una mujer experimenta cambios significativos que pueden incluir hinchazón, cambios en el color y la forma de la vulva y el vaginismo. Estos cambios son naturales y están destinados a facilitar el parto. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el cuerpo de cada mujer es único y la recuperación puede variar.

Después del parto, es común experimentar incomodidad o dolor en el área genital. Esto puede deberse a la cicatrización de las episiotomías o las incisiones de la cesárea. Consulta a tu médico si experimentas dolor persistente o cualquier preocupación relacionada con la cicatrización.

Recuperación del piso pélvico

El parto puede debilitar los músculos del piso pélvico, lo que puede afectar la función sexual y la continencia urinaria. Es importante realizar ejercicios de fortalecimiento del piso pélvico, como los ejercicios de Kegel, para ayudar a tonificar y fortalecer estos músculos. La fisioterapia especializada en el piso pélvico también puede ser beneficiosa para algunas mujeres.

Cambios hormonales

El embarazo y el parto también pueden provocar cambios hormonales en el cuerpo de una mujer, los cuales pueden afectar el deseo sexual y la lubricación vaginal. Es posible que algunas mujeres experimenten una disminución del deseo sexual después del parto, mientras que otras pueden experimentar un aumento. Estos cambios son normales y generalmente se equilibran con el tiempo.

Lactancia materna y sexualidad

Si estás amamantando, es posible que experimentes cambios en tu vida sexual. La producción de leche y la lactancia materna pueden afectar el deseo sexual y la lubricación vaginal. Además, algunas mujeres pueden experimentar contracciones uterinas durante el orgasmo debido a la liberación de oxitocina, la hormona responsable de la producción de leche. Estas contracciones son normales y generalmente se resuelven con el tiempo.

¿Cuándo es seguro reanudar la actividad sexual?

La pregunta de cuándo es seguro reanudar la actividad sexual después del parto es común entre las parejas nuevas. La respuesta puede variar según varios factores, como el tipo de parto, la recuperación física y emocional de la mujer y el consejo médico individualizado. A continuación, se presentan algunas pautas generales a tener en cuenta:

Si has tenido un parto vaginal sin complicaciones, generalmente se recomienda esperar de 4 a 6 semanas antes de reanudar la actividad sexual. Esto le da a tu cuerpo tiempo suficiente para sanar y recuperarse. Sin embargo, cada mujer es única y es importante escuchar a tu cuerpo y consultar a tu médico antes de reanudar la actividad sexual.

Si has tenido una cesárea, es posible que necesites un poco más de tiempo para recuperarte antes de reanudar la actividad sexual. Generalmente, se recomienda esperar de 6 a 8 semanas, dependiendo de la recuperación individual. Es importante seguir las instrucciones de tu médico y asegurarte de que te sientas cómoda y lista antes de reanudar la actividad sexual.

Consulta con tu médico

Cada mujer y cada parto son únicos, por lo que es importante hablar con tu médico antes de reanudar la actividad sexual. Tu médico podrá evaluar tu situación individual y brindarte orientación sobre cuándo es seguro reanudar la actividad sexual y qué precauciones debes tomar.

Foto Freepik

¿Cómo afecta el sexo al cuerpo después del parto?

La actividad sexual después del parto puede tener diferentes efectos en el cuerpo de una mujer. A continuación, se presentan algunos aspectos a tener en cuenta:

Lubricación vaginal

Después del parto, algunas mujeres pueden experimentar sequedad vaginal debido a los cambios hormonales y la lactancia materna. Esto puede afectar la comodidad durante las relaciones sexuales y hacer que se sientan incómodas o dolorosas. Si experimentas sequedad vaginal, considera el uso de lubricantes a base de agua para mejorar la lubricación y reducir la incomodidad.

Sensibilidad mamaria

Durante la lactancia materna, es posible que tus senos estén más sensibles y que la estimulación sexual pueda causar molestias o incomodidad. Si esto ocurre, puedes experimentar diferentes posiciones sexuales que minimicen la presión en tus senos o considerar la estimulación sexual sin tocar directamente tus senos.

Cambios en la forma corporal

El embarazo y el parto pueden provocar cambios en la forma corporal, como el aumento de peso y la pérdida de tono muscular, los cuales pueden afectar la confianza y la autoestima de una mujer. Es importante recordar que cada cuerpo es hermoso y único, y que estos cambios son normales y temporales. Habla abiertamente con tu pareja sobre tus sentimientos y busca formas de fortalecer la conexión emocional y la intimidad.

¿Cómo mantener una buena vida sexual después del parto?

Reanudar la actividad sexual después del parto puede ser un desafío para muchas parejas. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer para mantener una buena vida sexual y fortalecer la intimidad en esta nueva etapa de tu vida. A continuación, se presentan algunos consejos:

Comunicación abierta

La comunicación abierta y honesta es fundamental para mantener una buena vida sexual después del parto. Habla abiertamente con tu pareja sobre tus necesidades, deseos y preocupaciones. Explora juntos nuevas formas de intimidad y descubre lo que funciona mejor para ambos.

Tomar las cosas con calma

Es importante darse tiempo y no sentirse presionado para reanudar la actividad sexual de inmediato. El proceso de recuperación después del parto lleva tiempo y es importante escuchar a tu cuerpo. Si no te sientes listo o cómodo para tener relaciones sexuales, considera otras formas de intimidad, como el contacto físico, los abrazos y los masajes.

Cuidado personal

Cuidar de ti mismo es fundamental para mantener una buena vida sexual después del parto: cuidar tu salud física y emocional, descansar lo suficiente, comer bien y hacer ejercicio regularmente. Cuanto mejor te sientas contigo mismo, más fácil será mantener una buena vida sexual.

Explorar nuevas formas de intimidad

El sexo después del parto puede ser diferente debido a los cambios físicos y emocionales. Explora nuevas formas de intimidad y descubre lo que funciona mejor para ti y tu pareja. Esto puede incluir la exploración de nuevas posiciones sexuales, el uso de juguetes sexuales o la práctica de la intimidad sin penetración.

Si estás experimentando dificultades en tu vida sexual después del parto, considera buscar apoyo profesional. Un terapeuta sexual o un consejero de parejas puede ayudarte a abordar tus preocupaciones y encontrar soluciones efectivas. No tengas miedo de pedir ayuda si la necesitas.

3.7/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira