LifeStyle

5 maneras de disciplinar a un niño testarudo

Sé un buen ejemplo

Su hijo observa cuidadosamente sus reacciones e intenta imitarlas, por lo que es importante saber cómo equilibrar las cosas. (Por ejemplo, no es aconsejable mantener siempre una cara arrugada, usar ciertas expresiones o malos hábitos, etc.)

Cambia su entorno

«El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe». El ambiente en el que cría a su hijo es muy importante para su educación. Cambie si es posible (de vez en cuando) la ubicación de las cosas peligrosas o las personas “no tan buenas” que ve a menudo.

Si su hijo se niega a salir de la cocina, en lugar de castigarle, intente reorganizar la casa para que sea segura.

Elimina las tentaciones

Todo niño encuentra ciertas cosas como irresistibles. Puede que el ver la puerta de calle abierta intente salir corriendo sin medir el peligro ni escuchar los “no” que grites. En ese caso, será mejor que mantenga la puerta de calle cerrada para evitar que sea tentado a desobedecer y ponga su vida en peligro.

Enséñale a ser amable

Entre los comportamientos comunes en los bebés, morder, golpear y patear, generalmente lo hacen para ver sus reacciones, por lo que es importante enseñarles a ser amables y que estas acciones hacen daño a los demás.

Redirige su atención

Si nota que su hijo está a punto de hacer algo malo, llámelo por su nombre e intente redirigir su atención a algo que le guste, como un juguete o una manta.

Menos castigo: más amor y comunicación

Muchos padres piensan que castigando a los niños se van a disciplinar. Es un buen proceso, pero no funciona todo el tiempo, especialmente si se trata de un niño testarudo. Lo importante es hablar con él/ella para que entiende que es lo bueno y lo malo. Todos los padres deben tratar a sus hijos con «amor». Cuanto más amado se sienta el niño, más abierto estará a usted.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *