Cocina, recetas y alimentosSalud

Carbohidratos: ¿Realmente ayudan a aumentar la masa muscular?

El consumo de alimentos ricos en proteínas favorece el aumento de la masa muscular; pero en una fase de volumen, los carbohidratos también aportan energía necesaria para los entrenamientos

Muchos piensan que la proteína es el único ingrediente necesario para ganar músculo, pero, por el contrario, además de este mineral, también necesita carbohidratos. Estos favorecen el buen funcionamiento y proporcionan la energía necesaria para entrenar, lo cual es lo que finalmente te ayuda a ganar fuerza, resistencia y a aumentar la masa muscular. Para lograr conseguir el cuerpo que se desea, no basta solo tener fuerza de voluntad o realizar únicamente la rutina de ejercicios, también es importante la alimentación.

Productos ricos en carbohidratos que puedes agregar a tu dieta de entrenamiento

Cereales

Cuando mencionamos este alimento, no hacemos referencia a los cereales comerciales llenos de azúcar y colorantes artificiales, sino de los cereales integrales con al menos 2 gr de fibra, que se digieren lentamente y son una excelente fuente de energía de larga duración. Las proteínas se añaden agregando leche al producto o, si lo prefieres, un yogur.

Bagel

Se trata de un producto que tiene entre 45 y 50 gr de hidratos de carbono. Además, es ideal para complementar una comida compuesta por verduras y carnes magras. Por otro lado, puede tener granos enteros, lo cual te ayudará a tener una dosis fácil de carbohidratos que puedes comer en cualquier lugar.

Magdalenas de salvado

Se trata de un alimento parecido a los muffins integrales, las magdalenas de salvado contienen fibra y tienen un sabor delicioso con muy poco azúcar. De igual forma, si deseas, puedes agregar proteína en polvo para tener un snack perfecto para consumir antes o después de entrenar.

Arroz

No importa que tipo de arroz sea: blanco, integral, negro o rojo, son adecuados para ganar masa muscular. Este alimento es una fuente de carbohidratos complejos, los cuales son de fácil digestión y que aportan energía. Además, son muy versátiles, ya que pueden combinarse con una gran variedad de proteínas y verduras para obtener una comida completa.

Patatas

No hay que dejar de lado este alimento. Las patatas son una fuente de hidratos de carbono simples, de los que te dan energía enseguida, pero luego te dan hambre. Por lo tanto, si eres de los que les obsesiona su figura, es mejor consumirlas con moderación. Una idea excelente para incluirlo en el menú es en puré, ya que actúa con rapidez y repone los niveles de glucógeno que se pierden durante un entrenamiento, lo que ayuda al crecimiento muscular.

Pasta

Las pastas son un alimento que si se combina bien, puede ser una comida muy completa, además de que, si controlas la cantidad, no te vas a sentir muy lleno o inflamado. En la actualidad, existen opciones integrales que son más saludables, sin embargo, su versión original también puede ser muy útil.

Pizza

Aunque parezca extraño que esté alimento se encuentre en esta lista, no hay alguno que se deba evitar, y la pizza no es la excepción. Quizás una o dos veces por semana puedes comerla con gusto, sobre todo si está hecha con harinas no refinadas, cubierta con ingredientes sanos y genuinos como el tomate San Marzano y la mozzarella.

Frutas

La fuente de carbohidratos más fácil, disponible y accesible que hay son las frutas. El consumo de estos alimentos en la mañana como tentempié luego de hacer ejercicio es perfecto. En cambio, que, los zumos o batidos son preparaciones diferentes, a pesar de que no contengan azúcares añadidos, es mejor reservarlos para después del entrenamiento, son un concentrado con una cantidad de carbohidratos mucho mayor que una sola fruta.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito