Las causas de los sudores nocturnos

Las causas de los sudores nocturnos. La sudoración nocturna es una molestia que puede ser causada por varias razones.

La sudoración nocturna es uno de los trastornos más frecuentes que se pueden experimentar, aunque es muy general, es decir, no necesariamente relacionado con una patología. Las causas de esta condición son de hecho varias y van desde problemas de salud hasta situaciones fisiológicas que no deben despertar alarma.

Pero entendemos mejor cuando se pueden producir sudores nocturnos, para entender si se trata de un síntoma de alguna patología, o de la simple reacción del cuerpo a algo muy natural, como la fiebre, el calor o incluso los clásicos sofocos de la menopausia en las mujeres. Aquí hay un esquema útil.

Las causas de los sudores nocturnos

  • Fiebre

Si el cuerpo está combatiendo una infección, la fiebre es uno de los síntomas que puede ocurrir. Como resultado, los sudores nocturnos, especialmente cuando la temperatura baja, son normales.

  • Calor

El simple calor en la habitación donde duerme es la causa más común de sudoración durante el sueño. La condición del clima en la habitación debe tender a ser fresca.

  • Menopausia

Cuando las mujeres se encuentran en las primeras etapas de la menopausia, pueden producirse los llamados sofocos, que también pueden producirse por la noche y causar una sudoración extensa.

  • Hiperhidrosis idiopática

Esta es una condición en la que el cuerpo produce crónicamente demasiado sudor sin ninguna causa médica identificable.

  • Infecciones

La tuberculosis es la infección más comúnmente asociada con los sudores nocturnos. Pero otras enfermedades bacterianas como la endocarditis, la osteomielitis y los abscesos también pueden causar sudores nocturnos.

  • Tumores

Los sudores nocturnos son un síntoma temprano de algunos cánceres. El tipo más común asociado con los sudores nocturnos es el linfoma. Sin embargo, otros síntomas como la pérdida de peso injustificada y los episodios febriles también se presentan en estos casos.

  • Hipoglucemia

Un nivel de azúcar en la sangre excesivamente bajo puede causar sudoración, incluso en la noche. Las personas que toman medicamentos para la diabetes, como la insulina o los hipoglucemiantes orales, pueden experimentar hipoglucemia en la noche acompañada de sudoración.

  • Medicamentos

Tomar ciertos medicamentos puede conducir a sudores nocturnos. Los antidepresivos son un tipo común de medicamento que puede llevar a sudores nocturnos, pero la aspirina y el paracetamol, utilizados para bajar la fiebre, también pueden ser responsables de esto.

  • Trastornos hormonales

La sudoración y la hipervascularización de los tejidos pueden ser causadas por varios trastornos hormonales, incluyendo el feocromocitoma, el tumor suprarrenal, el síndrome carcinoide y el hipertiroidismo.

  • Algunas condiciones neurológicas

Entre las causas menos comunes, pero aún posibles de la sudoración nocturna también se encuentran condiciones neurológicas particulares, especialmente en la médula espinal, como la disreflexia autonómica y la siringomielia postraumática. Pero también neuropatía autónoma y apoplejía.

Además, una gran comida por la noche también puede causar terrores nocturnos, agitación e incluso sudores nocturnos. El sueño agitado es de hecho otra causa muy natural de esta condición. Obviamente, basta con acostarse tranquilamente y sin saturarse para evitar despertarse en un baño de sudor.

También puedes leer: Dormir por la tarde es bueno, pero solo dos veces por semana