¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Cinco cosas que debes eliminar de la habitación para dormir bien

Dormir bien es fundamental para la salud y el bienestar general, y el entorno de la habitación juega un papel crucial en la calidad del sueño. A menudo, ciertos elementos en el dormitorio pueden interferir con un descanso reparador, afectando tanto el cuerpo como la mente.

Dispositivos electrónicos

Eliminar los dispositivos electrónicos de la habitación es esencial para garantizar una noche de sueño reparador. La luz y las notificaciones constantes de estos aparatos pueden interferir significativamente con el descanso. A continuación, se explicará cómo diferentes dispositivos afectan el sueño.

Teléfonos móviles

El uso de teléfonos móviles antes de dormir tiene un impacto negativo en la calidad del sueño. La luz azul emitida por las pantallas de los móviles puede engañar al cerebro, haciéndolo creer que todavía es de día. Esto inhibe la producción de melatonina, una hormona crucial para regular el sueño, resultando en dificultad para conciliar el sueño y sueño interrumpido. Además, el estar constantemente pendiente de notificaciones y mensajes, puede aumentar los niveles de estrés y ansiedad, dificultando aún más el proceso de relajación antes de dormir.

Luz azul: suprime la producción de melatonina.

Notificaciones: interrumpen el descanso y aumentan el estrés.

Uso prolongado: puede causar insomnio y trastornos del sueño.

Televisores y tabletas

Los televisores y tabletas también son grandes enemigos de un buen descanso. Ver televisión en la cama puede parecer una forma relajante de terminar el día, pero en realidad, estimula el cerebro y complica el proceso de desconexión necesario para dormir bien. La luz azul de estos dispositivos tiene el mismo efecto que en los teléfonos móviles, interfiriendo con el ritmo circadiano y la producción de melatonina.

Estimulación cerebral: ver programas emocionantes o intensos puede mantener al cerebro activo.

Luz azul: afecta el ciclo natural del sueño.

Interferencias: el ruido y la continua atención a la pantalla dificultan la relajación completa.

Espejos

Los espejos pueden parecer un elemento decorativo inofensivo en el dormitorio, pero según el Feng Shui, su ubicación puede afectar drásticamente la calidad del sueño. A continuación, se explicará específicamente cómo los espejos frente a la cama pueden ser perjudiciales según esta práctica ancestral.

Espejos frente a la cama

Colocar espejos frente a la cama es una práctica que el Feng Shui desaconseja firmemente. Según esta filosofía, los espejos enfrente de la cama pueden tener varios efectos negativos que afectan la energía del espacio y, por ende, la calidad del sueño.

Reflejan la energía (Chi): los espejos tienen la capacidad de reflejar y multiplicar la energía en el ambiente. Cuando se colocan frente a la cama, pueden provocar una sobreestimulación del Chi. Esto resulta en un flujo de energía inestable durante la noche, lo que puede causar inquietud y dificultar un sueño profundo y reparador.

Aumento del estrés y la ansiedad: ver tu reflejo al despertar durante la noche puede generar sobresaltos o confusión, especialmente si te encuentras medio dormido. Este tipo de interrupciones pueden aumentar los niveles de estrés y ansiedad, creando un entorno menos propicio para el descanso.

Problemas con la intimidad y la privacidad: los espejos también pueden afectar la sensación de seguridad y privacidad en el dormitorio. Según el Feng Shui, los espejos en este lugar pueden duplicar los problemas y conflictos entre las parejas, afectando negativamente la armonía y la tranquilidad conjugal.

Para evitar estos problemas, el Feng Shui recomienda:

Ubicar los espejos en lugares ocultos: si te gustan los espejos en el dormitorio, colócalos en puertas de armarios o en paredes que no reflejen la cama directamente.

Usar espejos decorativos pequeños: optar por espejos más pequeños como elementos decorativos y evitar los grandes espejos que podrían reflejar el área de descanso.

Cubrir los espejos por la noche: otra solución es cubrir los espejos con una tela durante la noche para impedir que reflejen el espacio mientras duermes.

Plantas secas o en mal estado

Tener plantas en el dormitorio puede traer numerosos beneficios, como mejorar la calidad del aire y crear un ambiente relajante. Sin embargo, es crucial que estas plantas estén bien cuidadas. Las plantas secas o en mal estado no solo pierden su capacidad para purificar el aire, sino que también pueden emitir energía negativa, afectando la armonía del espacio. Según el Feng Shui, las plantas que no están saludables pueden absorber energía en lugar de aportarla, lo que repercute negativamente en la calidad del sueño.

Tipos de plantas recomendadas

Para mantener un ambiente beneficioso en el dormitorio, es esencial elegir plantas que promuevan la salud y el bienestar. Aquí algunas recomendaciones:

Lavanda:

Beneficios: conocida por sus propiedades calmantes y relajantes, la lavanda puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, promoviendo un sueño más profundo.

Cuidado: necesita luz solar directa y riego moderado.

Aloe vera:

Beneficios: es una planta que purifica el aire y es fácil de cuidar. El aloe vera también es conocido por sus propiedades curativas.

Cuidado: prefiere lugares con luz indirecta y riego ocasional, dejando que el suelo se seque entre riegos.

Sansevieria (lengua de suegra):

Beneficios: esta planta es ideal para interiores por su capacidad de convertir el dióxido de carbono en oxígeno durante la noche.

Cuidado: necesita poca luz y agua, siendo una opción perfecta para quienes no tienen mucho tiempo para la jardinería.

Pothos:

Beneficios: ayuda a eliminar toxinas del aire y es muy fácil de mantener.

Cuidado: crece bien tanto en luz brillante como en sombra parcial y necesita riego regular.

Espatifilo (lirio de la paz):

Beneficios: conocida por su capacidad para filtrar contaminantes comunes del aire, como el benceno y el formaldehído.

Cuidado: prefiere luz indirecta y riego moderado, manteniendo el suelo ligeramente húmedo.

Foto Freepik

Ropa y objetos desorganizados

El desorden en la habitación puede parecer inofensivo, pero tiene un impacto significativo en la calidad del sueño. Cuando la ropa y otros objetos están esparcidos por toda la habitación, puede aumentar los niveles de estrés y dificultar la relajación antes de dormir. Un entorno caótico tiende a reflejarse en una mente caótica, haciendo más difícil desconectar y entrar en un estado de descanso profundo.

Consejos para mantener el orden

Mantener la habitación ordenada no solo mejora la estética del espacio, sino que también contribuye a un mejor descanso. Aquí algunos consejos prácticos para lograrlo:

Establecer una rutina de limpieza diaria: dedicar unos minutos al final del día para recoger la ropa y organizar los objetos sueltos puede hacer una gran diferencia. Esta pequeña rutina ayuda a mantener el desorden bajo control y evita la acumulación de tareas.

Usar cestas y cajas: tener cestas para la ropa sucia y cajas para objetos pequeños puede ayudar a mantener todo en su lugar. Este método no solo facilita la limpieza, sino que también hace que sea más fácil encontrar lo que se necesita.

Asignar un lugar para cada cosa: asegurarse de que cada objeto tenga un lugar designado donde guardarse puede evitar que se acumule el desorden. Un sistema de almacenamiento bien pensado puede reducir significativamente el desorden visual y mental.

Deshacerse de lo innecesario: hacer una purga regular de objetos que ya no se usan o que están dañados puede liberar espacio y reducir el desorden. Menos cosas también significa menos trabajo para mantener todo organizado.

Invertir en mobiliario funcional: muebles con almacenamiento integrado, como camas con cajones o estantes flotantes, pueden proporcionar espacios adicionales para guardar cosas y mantener la habitación despejada.

Cargadores y cables

Los cargadores y cables, aunque necesarios para mantener nuestros dispositivos en funcionamiento, pueden afectar negativamente el entorno del sueño en un dormitorio. La presencia constante de estos elementos no solo crea desorden visual, sino que también pueden acumular polvo y generar distracciones innecesarias que interfieren con un descanso reparador.

Afortunadamente, existen varias formas de ocultar y organizar los cables en el dormitorio para crear un espacio más ordenado y propicio para el sueño.

Cajas organizadoras de cables: las cajas organizadoras son una excelente opción para ocultar los cables y cargadores. Estas cajas vienen en diferentes tamaños y estilos, permitiendo mantener los cables fuera de la vista y al mismo tiempo accesibles cuando se necesiten.

Clips y abrazaderas para cables: utilizar clips y abrazaderas para cables puede ayudar a mantener los cables ordenados y evitar que se enreden. Colocar estos clips estratégicamente detrás de los muebles o en las mesas de noche puede hacer que los cables sean menos visibles.

Cargadores inalámbricos: los cargadores inalámbricos eliminan la necesidad de cables adicionales, proporcionando una solución práctica y estética. Estos dispositivos permiten cargar teléfonos y otros gadgets simplemente colocándolos sobre la base de carga.

Muebles con gestión de cables integrada: invertir en muebles que tengan opciones de gestión de cables integradas, como escritorios con puertos de carga o mesas de noche con orificios para pasar cables, puede mantener el dormitorio limpio y organizado.

Tiras LED con puertos USB: las tiras LED con puertos USB no solo ofrecen iluminación ambiental, sino que también proporcionan una forma discreta de cargar dispositivos sin cables sueltos por todo el dormitorio.

1/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito