LifeStyle

¿Cómo eliminar una mancha de sangre de un colchón?

Ya sea que la mancha de sangre sea fresca o antigua, siempre existen formas de eliminarla.

Al igual que con cualquier tipo de mancha, es crucial actuar rápidamente para aumentar las posibilidades de eliminar una mancha de sangre. Cuanto más tiempo pase, más difícil será eliminarla por completo.

Si acabas de manchar tu colchón y la mancha de sangre es reciente, es importante que tomes medidas inmediatas.: tampona la mancha con papel absorbente para limitar su extensión y humedece un paño limpio con agua fría y tampona suavemente la mancha sin frotar.

Utiliza hielo

Si deseas una opción aún más efectiva que el agua fría, el hielo puede ser tu aliado para eliminar la mancha. Después de tamponar con papel absorbente, frota suavemente la zona con un cubo de hielo hasta que desaparezca la mancha por completo. Luego, seca la zona con un paño limpio antes de dejar que se seque.

Errores comunes que debes evitar

  • Evita el agua caliente: nunca uses agua caliente para eliminar una mancha de sangre, ya que esto puede hacer que la sangre coagule y se fije aún más en las fibras del colchón. Siempre utiliza agua fría para este tipo de manchas.
  • No mojes el colchón con mucha agua: evita saturar el colchón con agua durante la limpieza, ya que esto prolongará el tiempo de secado y podría favorecer la formación de moho. En su lugar, concéntrate en la zona manchada y amplía ligeramente el área circundante para evitar la formación de aureolas.
  • Utiliza paños blancos o claros: para aplicar productos de limpieza, evita utilizar paños o telas de colores, ya que podrían desteñir y manchar el colchón. Es mejor optar por paños y telas blancas.
  • No frotes la mancha de sangre: nunca frotes una mancha de sangre, ya que esto podría hacer que la sangre se adhiera aún más a las fibras del colchón. En lugar de eso, utiliza técnicas de tamponado y evita frotar.

Métodos efectivos para eliminar manchas de sangre frescas

Existen varios métodos efectivos para eliminar manchas de sangre frescas de un colchón. A continuación, te presentamos algunas opciones que te pueden interesar:

Método del jabón de Marsella o jabón negro: humedece un paño con agua fría y aplica jabón de Marsella o jabón negro sobre la mancha. Deja que el jabón se endurezca y forme una especie de costra. Luego, retira la costra con un paño humedecido en agua fría.

Uso de bicarbonato de sodio: diluye bicarbonato de sodio en agua fría (una parte de bicarbonato por dos partes de agua fría). Aplica esta preparación sobre la mancha y déjala actuar durante al menos 30 minutos. Retira y enjuaga la zona con un paño limpio humedecido en agua fría.

Aspirina: diluye aspirina efervescente en un vaso de agua. Luego, impregna un paño limpio con esta mezcla y tampona la mancha de sangre. Deja que actúe y enjuaga la zona con un paño humedecido en agua fría.

Métodos efectivos para eliminar manchas de sangre secas

Si la mancha de sangre está incrustada en el colchón, hay métodos de limpieza que pueden ayudarte a eliminarla.

Agua oxigenada: humedece ligeramente la mancha de sangre, impregna un paño limpio con agua oxigenada y tampona suavemente la zona hasta que la mancha se desvanezca. Enjuaga con un paño limpio humedecido y deja que se seque.

Amoniaco: el amoniaco es una solución potente para eliminar manchas de sangre persistentes. Dilúyelo con agua, impregna un paño limpio con la mezcla y tampona la mancha hasta que desaparezca.

Adobo para carne: diluye una cucharadita de adobo para carne en polvo en dos cucharaditas de agua fría y mezcla hasta obtener una pasta. Aplica la pasta directamente sobre la mancha y déjala actuar durante más de una hora. Retira la pasta con un paño humedecido en agua fría y seca la zona.

Consejos para secar el colchón después de la limpieza

El proceso de secado de un colchón puede llevar tiempo debido a su grosor. Si el colchón aún no está completamente seco antes de acostarte, se recomienda esperar para evitar la formación de moho.

Utiliza un ventilador o secador de pelo: puedes utilizar un ventilador o un secador de pelo en modo «templado» para acelerar el proceso de secado. Asegúrate de mantener una distancia adecuada para evitar dañar el colchón.

Airea la habitación: asegúrate de ventilar adecuadamente la habitación para que el colchón se seque más rápidamente. Abre las ventanas y puertas para permitir la circulación de aire.

Para prevenir la aparición de nuevas manchas de sangre en tu colchón, te recomendamos invertir en un protector de colchón. Además de prevenir manchas, algunos protectores están diseñados para combatir la humedad, el sudor, las bacterias, los ácaros y el polvo.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira