Salud

Las dietas veganas y vegetarianas: ¿Un mayor riesgo de accidente cerebrovascular?

Las dietas veganas y vegetarianas han ganado popularidad en los últimos años debido a los beneficios percibidos para la salud y el medio ambiente. Sin embargo, un estudio reciente publicado en el British Medical Journal sugiere que aquellos que siguen estas dietas podrían tener un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con aquellos que consumen carne. ¿Es realmente cierto este hallazgo? Exploraremos en detalle las conclusiones del estudio y analizaremos las posibles implicaciones para aquellos que siguen dietas veganas y vegetarianas.

Los resultados del estudio

El estudio, llevado a cabo por investigadores del Departamento de Salud de la Población de Nuffield en la Universidad de Oxford, analizó a más de 48,000 personas durante un período de 18 años. Los participantes se dividieron en grupos según su tipo de dieta: comedores de carne, pescetarianos (vegetarianos que consumen pescado) y vegetarianos, incluidos los veganos.

Los resultados revelaron que los vegetarianos y veganos tenían un 20% más de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con los consumidores de carne. Específicamente, el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico, que ocurre cuando una arteria en el cerebro comienza a sangrar, fue particularmente alto en aquellos que seguían una dieta vegana o vegetariana. Por otro lado, se encontró que los vegetarianos y veganos tenían un 22% menos de riesgo de enfermedad coronaria en comparación con los consumidores de carne.

Posibles causas del mayor riesgo

El estudio no proporciona una explicación definitiva sobre las causas del mayor riesgo de accidente cerebrovascular en aquellos que siguen una dieta vegana o vegetariana. Sin embargo, los investigadores sugieren que esto podría estar relacionado con niveles bajos de colesterol total en la sangre o una baja ingesta de ciertas vitaminas, como la vitamina B12.

Se ha observado que los vegetarianos y veganos tienden a tener niveles más bajos de colesterol circulante y deficiencias de ciertos nutrientes, lo que podría influir en el riesgo de accidente cerebrovascular. El colesterol bajo se ha relacionado con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico en algunos estudios, aunque no está claro si esto es la causa directa del mayor riesgo en los vegetarianos y veganos.

Beneficios para la salud cardiovascular

A pesar del mayor riesgo de accidente cerebrovascular, los vegetarianos y veganos tienen un menor riesgo de enfermedad coronaria en comparación con los consumidores de carne. Según el estudio, los vegetarianos tenían un 22% menos de riesgo de enfermedad coronaria, lo que equivale a 10 casos menos por cada 1,000 personas durante un período de 10 años.

Esto se atribuye en parte a un índice de masa corporal más bajo y a tasas más bajas de hipertensión arterial, colesterol alto y diabetes en aquellos que siguen una dieta vegana o vegetariana. Estos factores de riesgo están asociados con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, por lo que adoptar una dieta basada en plantas puede tener beneficios significativos para la salud cardiovascular.

Perspectivas adicionales

Aunque este estudio proporciona información importante sobre los posibles riesgos y beneficios de las dietas veganas y vegetarianas, hay algunas consideraciones adicionales a tener en cuenta. En primer lugar, los resultados se basaron en una población mayoritariamente blanca del Reino Unido, por lo que es posible que no sean generalizables a otras poblaciones y culturas.

Además, el estudio es de naturaleza observacional y no puede establecer una relación causal entre la dieta y el riesgo de accidente cerebrovascular. Se necesitan más investigaciones para confirmar estos hallazgos y comprender mejor las implicaciones para la salud.

Recomendaciones para una dieta saludable

Aunque las conclusiones de este estudio son interesantes, es importante recordar que una dieta saludable no se basa únicamente en la exclusión o inclusión de ciertos alimentos. Una alimentación equilibrada y variada, que incluya una amplia gama de frutas, verduras, granos enteros, legumbres, fuentes de proteínas magras y grasas saludables, sigue siendo la clave para una buena salud.

Si estás considerando adoptar una dieta vegana o vegetariana, es importante asegurarte de obtener todos los nutrientes esenciales, especialmente la vitamina B12, que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Consultar con un profesional de la salud o un dietista registrado puede ayudarte a planificar una dieta equilibrada que satisfaga tus necesidades nutricionales.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo