Salud

Cáncer de mama: reducción del riesgo al reemplazar la carne roja con pollo

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta a una de cada ocho mujeres, siendo el cáncer más común entre ellas después del cáncer de piel. Afortunadamente, existen medidas que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad, uno de estos cambios podría ser la sustitución de la carne roja por carne de ave, según lo sugieren varios estudios recientes.

Relación entre la carne roja y el cáncer de mama

Un estudio publicado en el International Journal of Cancer reveló una relación entre el consumo de carne roja y el riesgo de cáncer de mama. En este estudio se analizaron datos de más de 40,000 mujeres, y se tuvieron en cuenta diferentes tipos de carne y los métodos de cocción utilizados.

Los resultados mostraron que las mujeres que consumían una mayor cantidad de carne roja tenían hasta un 23% más de riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con aquellas que consumían menos carne roja. Estos hallazgos son consistentes con investigaciones anteriores que también han encontrado una asociación entre la carne roja y el cáncer de mama.

Beneficios de la carne de ave en la prevención del cáncer de mama

Por otro lado, el estudio también reveló que el consumo de carne de ave, como el pollo y el pavo, podría tener un efecto protector frente al cáncer de mama. Las mujeres que consumían una mayor cantidad de carne de ave tenían hasta un 15% menos de riesgo de desarrollar esta enfermedad en comparación con aquellas que consumían menos carne de ave.

Estos resultados se mantuvieron significativos incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo conocidos, como antecedentes familiares de cáncer, estilo de vida, consumo de vegetales y consumo de alcohol. Es importante destacar que el mecanismo exacto por el cual la carne de ave proporciona esta protección no está completamente claro y requiere de más investigaciones.

Relevancia del método de cocción

Aunque el estudio no encontró una asociación entre la forma de cocinar la carne y el riesgo de cáncer de mama, es importante tener en cuenta que el exceso de cocción de la carne roja puede aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Por lo tanto, es recomendable consumir la carne roja poco hecha para minimizar este riesgo.

Recomendaciones para reducir el riesgo de cáncer de mama

Basado en los hallazgos de estos estudios, es importante considerar ciertas recomendaciones para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama:

Sustituir la carne roja por carne de ave: dado que el consumo de carne de ave se ha asociado con un menor riesgo de cáncer de mama, es recomendable incluir más pollo y pavo en nuestra dieta y reducir el consumo de carne roja.

Cocinar la carne adecuadamente: es importante evitar el exceso de cocción de la carne roja, ya que puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Se recomienda consumir la carne roja poco hecha.

Seguir una dieta equilibrada: además de la carne, es importante seguir una dieta equilibrada y rica en frutas, verduras y alimentos saludables en general. Estos alimentos contienen nutrientes y antioxidantes que pueden ayudar a proteger contra el cáncer.

Mantener un peso saludable: mantener un peso saludable mediante una alimentación balanceada y ejercicio regular puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Realizar actividad física regularmente: la actividad física regular, como caminar, correr o practicar deportes, puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama. Se recomienda al menos 30 minutos de actividad física al día.

Evitar el consumo excesivo de alcohol: el consumo excesivo de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Es recomendable limitar la ingesta de alcohol y seguir las pautas de consumo moderado.

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta a muchas mujeres en todo el mundo, pero existen medidas que podemos tomar para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Según estudios recientes, sustituir la carne roja por carne de ave, como el pollo y el pavo, puede ser una forma sencilla de reducir el riesgo de cáncer de mama. Además, seguir una dieta equilibrada, mantener un peso saludable, realizar actividad física regularmente y limitar el consumo de alcohol también son recomendaciones importantes para la prevención de esta enfermedad.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo