Salud

El dolor de cuello: ¿y si fuera el estrés? Soluciones naturales

¿Sufre de dolor de cuello? Usted no es el único. Hasta el 70% de los europeos experimentan dolor de cuello significativo en algún momento de sus vidas, ya sea por lesiones, mala postura o una condición médica subyacente. El dolor de cuello puede tener un gran impacto en su vida diaria y puede ser frustrante tratar con métodos convencionales. Echemos un vistazo a las diferentes causas del dolor de cuello, otros síntomas que pueden acompañar su dolor y cómo tratarlos de forma natural.

¿Por qué el dolor de cuello es tan común?

Para entender cómo tratar el dolor de cuello, es importante entender que el cuello, también llamado columna cervical, es una estructura compleja compuesta de siete vértebras distintas, que comienzan en el cráneo y se extienden hasta la parte superior de la espalda. Las estructuras del cuello incluyen los músculos, la piel, las arterias, las venas, los ganglios linfáticos, la glándula tiroides y otras estructuras, por lo que los problemas con estas estructuras pueden contribuir a una sensación general de dolor de cuello. Sin mencionar que su cabeza pesa alrededor de ocho libras, por lo que sus vértebras cervicales han hecho mucho trabajo para mantenerla en su lugar todos los días. Por esta razón, es fácil ver cómo el dolor de cuello puede ser tan común. Un esguince o torcedura en el cuello puede fortalecer los músculos que lo rodean fácilmente, lo que limita el rango de movimiento y causa dolor significativo.

¿Qué causa el dolor de cuello?

El dolor de cuello puede ser causado por una variedad de condiciones diferentes. Es importante que un médico examine el dolor crónico del cuello para determinar la causa raíz y tratarla bien. Las causas comunes del dolor de cuello son:

  • Deformidad o lesión cervical.
  • La mala postura o estar inclinado sobre su ordenador
  • Infecciones / virus comunes que causan inflamación de los ganglios linfáticos
  • fibromialgia
  • Estrés, que puede causar tensión en el cuello.
  • Nervios atascados
  • Enfermedad degenerativa del disco
  • Dormir en una posición incómoda.

Soluciones naturales para el dolor cervical.

Si su dolor de cuello es el resultado de una condición médica subyacente o una lesión grave, es importante que consulte a su médico para decidir sobre un plan de tratamiento que puede incluir terapia física o medicamentos. Sin embargo, si su dolor de cuello es causado por el estrés diario, la mala postura o el ejercicio, aquí hay cinco cosas simples que puede hacer para comenzar a sentirse mejor.

Use una almohada adecuada

Puede ser que sus hábitos de sueño le están causando dolor en el cuello. Dormir en una posición incómoda o en una almohada incómoda puede desalinear rápidamente su cuello. Las dos mejores posiciones para dormir para tu cuello son en el costado o de espalda. Pruebe estos consejos para encontrar una mejor almohada y aliviar el dolor de cuello para siempre:

  • Opte por una almohada de espuma de memoria o pluma que se ajuste fácilmente alrededor de su cabeza.
  • Evite usar una pila de almohadas demasiado altas, que inadvertidamente mantendrán su cuello flexionado y rígido durante la noche.
  • Si duerme de lado, mantenga su columna recta al elegir una almohada que esté más alta debajo de su cuello que su cabeza.

Optar por el ejercicio de hidroterapia.

La hidroterapia o la terapia con agua pueden reducir significativamente el dolor de cuello, especialmente si tiene osteoartritis. El ejercicio acuático, como los aeróbicos acuáticos, es una forma más suave de aumentar el rango de sus movimientos y aliviar el dolor del ejercicio en el suelo. También puede agregar sales de Epsom a su baño para ayudar a tratar el dolor de cuello. Esto se debe a que el magnesio presente en las sales de Epsom reduce la inflamación y el dolor muscular. Simplemente agregue dos tazas de sal de Epsom a un baño caliente y sumérjase en la bañera mientras sus músculos se relajan.

Datos de estiramiento

A veces, un buen estiramiento puede ayudar a reducir el dolor de cuello al romper la tensión. Alivia los lugares estrechos en tu cuello con algunas posturas de yoga suaves que no solo disminuyen el dolor, sino que abren el espacio en tu cabeza para obtener más oxígeno. Las inversiones, como la del perro caído, circulan oxígeno y no solo pueden aliviar el dolor, sino que también ayudan al cuerpo a desintoxicarse naturalmente.

Hidratarse

Puede parecer simple, pero mantenerse hidratado puede ser la clave para aliviar el dolor de cuello y prevenir problemas futuros. Los discos entre las vértebras de su columna necesitan agua para mantener la alineación de la columna y aliviar la presión ejercida sobre ella. Con el tiempo, mantenerse bien hidratado puede ayudar a prevenir un mayor daño a sus discos cervicales, reduciendo su riesgo de dolor de cuello en el futuro.

Prueba el método pilates.

Un estudio encontró que los pacientes con dolor crónico de cuello encontraron un alivio significativo después de seis semanas de programa de Pilates. El pilates lo ayuda a darse cuenta de que todo en su cuerpo está conectado, e incluso los pequeños movimientos pueden llegar a ser significativos, ya que ayudan a fortalecer y alargar el cuello y los músculos circundantes para aliviar el dolor. Las siete vértebras del cuello, C1-C7, constituyen una parte importante de su columna vertebral. El Pilates se mueve como un movimiento de cabeza para ayudar a estirar el cuello y la columna vertebral, mientras que todo el cuerpo aumenta la fuerza en toda la columna vertebral, el cuello y los músculos abdominales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *