Actualidad

¿Tu teléfono está siendo espiado? Cómo detectarlo y protegerte

En la era de la conectividad global, nuestros teléfonos móviles se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. Sin embargo, esta interconexión también puede tener un lado oscuro: la posibilidad de que nuestra privacidad sea comprometida y nuestros dispositivos sean intervenidos por personas con intenciones maliciosas. Si has notado comportamientos extraños en tu teléfono, como llamadas desconocidas, consumo excesivo de datos o un drenaje rápido de la batería, es posible que estés siendo espiado.

Señales de que tu teléfono está siendo espiado

Consumo excesivo de datos

Una señal reveladora de que tu teléfono puede estar siendo intervenido es un consumo inusualmente alto de datos. Si notas que tu plan de datos se agota rápidamente sin haber realizado un uso intensivo de aplicaciones o servicios en línea, es posible que alguien esté utilizando tu dispositivo para enviar información sin tu conocimiento. Esto puede incluir la transferencia de ubicaciones, contraseñas, correos electrónicos y archivos, e incluso el monitoreo de tus llamadas.

Llamadas a números desconocidos

Otro indicio de que tu teléfono podría estar siendo espiado es la presencia de llamadas a números desconocidos en tu registro de llamadas. Si revisas detenidamente tu historial de llamadas y encuentras números que no reconoces, esto podría ser una señal de que alguien está utilizando tu número telefónico sin tu consentimiento. Algunos delincuentes pueden duplicar tu número y realizar llamadas con cargo a tu factura.

Aplicaciones desconocidas instaladas

Es importante prestar atención a las aplicaciones instaladas en tu teléfono. Si descubres aplicaciones desconocidas en tu lista de aplicaciones instaladas, es posible que hayas sido víctima de una aplicación espía. Estas aplicaciones se utilizan para capturar información confidencial, como nombres de usuario y contraseñas, y enviarla a terceros sin tu conocimiento. Asegúrate de revisar regularmente tu lista de aplicaciones y eliminar aquellas que no reconozcas.

Drenaje rápido de la batería

El uso de aplicaciones espías y la transferencia constante de datos pueden afectar el rendimiento de la batería de tu teléfono. Si notas que la batería se agota rápidamente, incluso cuando no has estado usando activamente tu dispositivo, esto podría ser una señal de que algo está funcionando en segundo plano y consumiendo energía. Además, si tu teléfono se calienta sin motivo aparente, esto también puede indicar que hay procesos ocultos en funcionamiento.

Ruidos extraños en las llamadas

Aunque es menos común, el monitoreo de llamadas sigue siendo una forma de intervención telefónica. Si durante tus llamadas escuchas ruidos extraños, como interferencias o incluso llamadas cruzadas, esto podría ser un indicio de que tu teléfono está siendo espiado y tus conversaciones están siendo grabadas. Presta atención a cualquier anomalía en la calidad de las llamadas y mantente alerta.

Códigos para verificar la intervención del teléfono

Además de las señales mencionadas anteriormente, también existen códigos que puedes marcar directamente en tu teléfono para verificar si ha sido intervenido. Estos códigos funcionan tanto en dispositivos Android como en iPhones y pueden proporcionarte información sobre el estado de tu teléfono. Algunos de los códigos más comunes son:

##002#: Este código eliminará cualquier desvío de llamadas si tu teléfono ha sido intervenido.

*#62#: Al marcar este código, podrás ver a qué número se están redirigiendo las llamadas cuando tu teléfono está apagado o fuera del área de cobertura.

*#21#: A diferencia del código anterior, este te mostrará si algún servicio está siendo desviado en tu teléfono.

Qué hacer si tu teléfono está siendo espiado

Si sospechas que tu teléfono está siendo intervenido, es importante que tomes medidas para protegerte. Aquí hay algunas acciones que puedes tomar:

Realiza un respaldo de tus datos importantes: antes de realizar cualquier acción, asegúrate de hacer una copia de seguridad de tus datos importantes, como contactos, notas y archivos.

Mantén tu sistema operativo actualizado: tanto los dispositivos Android como los iPhone lanzan regularmente actualizaciones de seguridad, por lo que debes asegurarte de instalarlas en tu teléfono tan pronto como estén disponibles.

Instala aplicaciones solo desde fuentes confiables: evita descargar aplicaciones de fuentes desconocidas o no confiables. Siempre utiliza las tiendas oficiales de aplicaciones, como Google Play store o la app store de Apple, para obtener tus aplicaciones.

Utiliza un antivirus confiable: instalar un antivirus en tu teléfono puede ayudarte a detectar y eliminar cualquier aplicación maliciosa o virus que pueda estar presente.

Mantén tu teléfono siempre contigo: evita dejar tu teléfono desatendido o prestarlo a personas desconocidas. De esta forma, reducirás las posibilidades de que alguien pueda acceder físicamente a él y realizar intervenciones.

Utiliza contraseñas y bloqueos de pantalla: esto dificultará el acceso no autorizado a tu dispositivo y a las aplicaciones instaladas en él. Además, activa la autenticación de dos factores siempre que sea posible para una capa adicional de seguridad.

Evita rootear o liberar tu teléfono: al rootear tu teléfono, estás otorgando un mayor nivel de acceso y control, lo que puede ser aprovechado por posibles hackers. Evita realizar este procedimiento a menos que estés completamente seguro de los riesgos y sepas cómo protegerte adecuadamente.

 

5/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo