LifeStyle

Elimina los insectos de casa utilizando bicarbonato de sodio

La aparición de plagas en casa siempre ha sido un problema que puede ser difícil de solucionar. Por lo tanto, saber cómo eliminarlas y prevenir una infestación a tiempo hará que tu hogar sea un sitio mucho más limpio y seguro, además de ahorrarte mucho dinero.

¿Cómo se elabora un insecticida con bicarbonato de sodio?

Lo primero que debes hacer es mezclar una taza de bicarbonato de sodio con la misma cantidad de azúcar, la cual funcionará para atraer a los insectos. Debes saber que este método es efectivo principalmente para atrapar cucarachas y será un veneno eficaz para decir adiós a estos animales.

Por otro lado, el bicarbonato de sodio también es útil para eliminar los mosquitos. Si quieres utilizar este método para decir adiós a estos molestos animales, necesitarás una cucharada de bicarbonato de sodio, la misma cantidad de aceite de oliva y cinco cucharadas de vinagre de sidra de manzana. Una vez tengas todos los ingredientes, mézclalos y viértelos en una botella con aerosol para usarlo como un insecticida natural que podrás rociar por todas las zonas frecuentadas por estos insectos.

A pesar de que el bicarbonato de sodio es una herramienta muy efectiva para combatir las invasiones de plagas, existen otros métodos igual de buenos que te ayudaran a eliminar los insectos en el hogar. Algunos son:

La cebolla.

Tal vez no sabías, pero la cebolla, además de todos los beneficios que trae para la salud, también puede ser un gran aliado al momento de eliminar la presencia de insectos, ya que, gracias a su fuerte olor, mantiene alejadas a muchas plagas. Solo debes poner en un recipiente con agua pequeños trozos de cebolla, así los insectos huirán inmediatamente.

El ajo.

Este alimento es rico en azufre y cuenta con increíbles propiedades que benefician la salud de nuestro organismo. De igual forma, funciona como un potente repelente contra los parásitos que pueden causar daño a tus plantas. Para utilizar este método, solamente debes mezclar unos dientes de ajo pelados, aceite mineral, un poco de agua y jabón líquido en un recipiente. Por último, colócalos en un lugar estratégico de la casa donde frecuenten los insectos.

Las guindillas.

Gracias a su fuerte olor mantiene a los insectos alejados del hogar, ya que estos animales pueden percibir aromas muy fuertes a varios metros de distancia. Para elaborar este remedio, debes mezclar tres cucharadas de guindilla molida en 4 litros de agua y dejarlas cocinando a fuego lento por 15 minutos. Luego, deja reposar el líquido por 24 horas, una vez haya pasado el tiempo, añade unas gotas de detergente orgánico y vierte la mezcla en un recipiente para esparcirla en los puntos en donde haya mayor concentración de insectos.

Plantas.

Aunque no lo creas, existen plantas que son un verdadero dolor de cabeza para los insectos debido a su olor. Algunos ejemplos de estas son el romero, la lavanda, la caléndula y la albahaca. Puedes cultivar estas plantas en el interior de tu casa para evitar la presencia de molestos invasores, además también ayudan a perfumar y decorar el lugar.

El aceite esencial de menta.

Este ingrediente, además de dejar un agradable aroma a tu casa, ayuda a eliminar la presencia de muchos insectos en el hogar, como las arañas y las cucarachas. Para preparar este remedio, mezcla 10 gotas de aceite esencial de menta en un frasco de cristal de aerosol y úsalo para rociar las zonas frecuentadas por las plagas.