Salud

Escoliosis: esto es lo que debes saber

Esta es una anomalía que puede tener sus orígenes principalmente por temas hereditarios

Cuando se habla de escoliosis se trata de una desviación lateral de la columna vertebral, asociada a una rotación de los cuerpos vertebrales con curvatura de la columna, lo cual puede causar deformidad y dolor. El tratamiento de la escoliosis puede variar dependiendo de varios factores: la edad, el grado de desviación, su localización y el potencial de progresión.

En el caso de que no haya una rotación en los cuerpos vertebrales, significa que no hay escoliosis y la anomalía se denomina paramorfismo, que tiende a resolverse espontáneamente durante el crecimiento y no necesita de ningún tratamiento en especial. Existen varios tipos de escoliosis:

  1. La idiopática: es la más común y, por lo general, afecta a niños y jóvenes. Además, su causa es desconocida.
  2. La congénita: es producida debido a una malformación por el desarrollo inadecuado de las vértebras antes del nacimiento.
  3. Ciertas enfermedades: existen algunas afecciones relacionadas con la escoliosis, sobre todo las enfermedades neurológicas o musculares.
  4. Otras causas: la escoliosis también puede surgir debido a un traumatismo, un tumor o una infección.

Una de las principales causas de la aparición de esta deformidad en la columna, es el desequilibrio entre el desarrollo esquelético y muscular. Es por esto que, la escoliosis idiopática aparece casi siempre en la infancia o en la pubertad, es decir, en el momento en que el crecimiento óseo es mayor.

Esta anomalía afecta a un número mayor de mujeres en comparación con los hombres. En concreto, el sexo femenino tiene más probabilidades de desarrollar escoliosis grave, en cambio, el riesgo de las formas más leves es menor en los varones. El hijo de una madre escoliótica tiene 10 veces más probabilidades de desarrollar escoliosis que el hijo de una madre sin este tipo de problemas.

«De cada 1.000 niños, entre tres y cinco desarrollan curvaturas vertebrales lo suficientemente graves como para requerir tratamiento», afirma un experto.

La escoliosis idiopática en adolescentes, es decir, de causa desconocida, es el tipo de desviación lumbar más frecuente, se diagnostica no antes de los 10 años y las niñas son las que corren mayor riesgo. De hecho, una de las principales causas puede ser el factor hereditario: si un niño tiene un padre, hermano o hermana que padece escoliosis idiopática, existe la posibilidad de que él también la desarrolle.

A pesar de que existen varios casos de curvatura vertebral, son muchos los pacientes que no necesitan ningún tipo de tratamiento, de hecho, solo una pequeña parte requiere cirugía. Sin embargo, no hay que olvidar que habrá situaciones en las que sí se requiera.

¿Cuáles son los tratamientos que se ofrecen?

Antes que nada, se debe tener en cuenta que el tratamiento de esta anomalía está relacionado con el grado de desviación y la edad del paciente. Existen tres casos:

  1. Cuando la escoliosis está en fase inicial y la desviación es ligera: se puede tratar con ejercicios de fisioterapia para fortalecer la musculatura y corregir la postura corporal y de la columna.
  2. Una desviación tiene entre 20° y 40°: el tratamiento consistirá en el uso de un corsé ortopédico y fisioterapia.
  3. Una desviación mayor a 40°: la opción más viable es realizar cirugía.
  4. Escoliosis en niños: en este caso, los expertos recomiendan el empleo de un Arnés de Kallabis como el de Orliman.

Aún existen dudas acerca de la efectividad de los ejercicios de espalda, es decir, si ayudan o no a mejorar la escoliosis, sin embargo, además de presentar un pequeño avance, el ejercicio es recomendable para la salud general y el desarrollo de endorfinas, más conocidas como hormonas del bienestar, es decir, producidas a nivel de la hipófisis, en el cerebro, con propiedades analgésicas, antidepresivas y de control de la actividad nerviosa superior.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito