LifeStyle

Esta es la posición sexual más peligrosa del mundo

En medio de la pasión, existen posiciones sexuales que pueden llegar a ser peligrosas. Aunque parezca sorprendente, algunas posturas pueden ocasionar lesiones graves, incluso fracturas del pene. A continuación, conocremos las posiciones sexuales más peligrosas, según los expertos en salud y la ciencia.

La investigación sobre las posiciones sexuales más peligrosas

Varios estudios han analizado las posiciones sexuales más peligrosas del mundo. Un estudio brasileño publicado en la revista Advances in Urology se basó en datos recopilados en tres servicios de urgencias diferentes en Campinas, Sao Paulo, durante un período de 13 años (de 2000 a 2013). Otro estudio, realizado por el doctor británico Karan Rajan y compartido en un vídeo de TikTok, llegó a conclusiones similares.

La vaquera invertida: una posición peligrosamente popular

En un video de TikTok, el cirujano británico Dr. Karan Rajan revela que la posición sexual más peligrosa para los hombres es la vaquera invertida. En esta posición, el hombre se encuentra acostado boca arriba con el pene erecto, mientras que la pareja se sienta sobre él, de espaldas. La dificultad para coordinar el ritmo y la velocidad de la penetración puede llevar a que el pene se salga accidentalmente del cuerpo de la pareja, y en ese momento, el movimiento del cuerpo de la persona de arriba puede golpear violentamente el pene erecto, provocando su fractura.

Este estudio, mencionado en un artículo de Vice, destaca que la posición de la vaquera invertida no es tan acrobática o difícil de realizar como otras posturas sexuales, lo que la convierte en una opción popular entre las parejas. Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos asociados a esta posición y comunicarse con la pareja para evitar lesiones.

La postura de Andromaca: manténte alejada

Un estudio brasileño publicado en la revista médica Advances in Urology también señala una posición sexual peligrosa para los hombres: la posición de Andromaca. Este estudio se basa en datos recopilados durante 13 años en tres servicios de emergencia en Campinas, Sao Paulo. Los investigadores encontraron que el 50% de las fracturas de pene se producían cuando la mujer estaba encima del hombre durante el acto sexual, en esta posición en particular. La posttura del misionero fue responsable del 21% de las fracturas, mientras que la del perrito representó el 29%.

Es importante tener en cuenta que, aunque estas posiciones sexuales pueden ser peligrosas, las fracturas de pene son relativamente raras. Sin embargo, es esencial comunicarse con la pareja y estar atento a las señales de incomodidad o dolor durante el acto sexual para evitar cualquier lesión.

¿Por qué se produce una fractura de pene?

Aunque el pene no tiene huesos, puede fracturarse bajo ciertas circunstancias. La fractura del pene ocurre cuando los cuerpos cavernosos y la albugínea, los tejidos eréctiles del pene, se rompen debido a una presión o fuerza excesiva. Esta lesión se caracteriza por un sonido de crujido, dolor intenso y, a veces, hinchazón del pene. Es importante destacar que, en caso de una fractura de pene, se debe buscar atención médica de inmediato.

¿Qué hacer en caso de sufrir una lesión?

Cuando experimentas una lesión, es fundamental dirigirse al servicio de urgencias sin demora, especialmente si el dolor es intenso y afecta tu vida diaria. Tras la evaluación médica, el profesional podrá realizar el diagnóstico y determinar el tratamiento más apropiado.

Durante la evaluación, los pacientes suelen mencionar tres síntomas importantes: el sonido de una posible fractura, la pérdida de la función eréctil y un dolor significativo.

En casos de lesiones uretrales, el paciente puede experimentar molestias como la incapacidad para orinar, sangrado, entre otras. Esto ocurre en más de un tercio de los casos y requiere atención médica inmediata.

Es crucial subrayar la importancia de evitar la automedicación y no pasar por alto las molestias, ya que esto podría agravar el problema.

Cómo prevenir lesiones durante el sexo

La comunicación abierta y honesta con la pareja sexual es fundamental para prevenir lesiones durante el acto sexual. Es importante hablar sobre las preferencias, límites y señales de incomodidad o dolor. Además, es esencial tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para mantener una experiencia sexual segura:

  • Mantener una buena lubricación: el uso de lubricantes puede ayudar a reducir la fricción y el riesgo de lesiones.
  • Tomar precauciones en posiciones acrobáticas: si decides probar posiciones sexuales más desafiantes, asegúrate de tener la fuerza y la coordinación necesarias para realizarlas sin riesgo de lesiones.
  • Realizar calentamiento previo: al igual que en cualquier actividad física, realizar un calentamiento previo puede ayudar a preparar los músculos y articulaciones para evitar lesiones.
  • Escuchar a tu cuerpo: es importante prestar atención a las señales de incomodidad o dolor durante el acto sexual. Si algo no se siente bien, es recomendable detenerse y comunicarse con la pareja.

Recuerda que el sexo debe ser una experiencia placentera y segura para ambas partes. Siempre es mejor prevenir que lamentar, así que toma las precauciones necesarias y disfruta de una vida sexual saludable.

4.2/5 - (12 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira