Cocina, recetas y alimentos

Los increíbles beneficios de la remolacha para la salud y el rendimiento físico

La remolacha es una hortaliza llena de sorprendentes beneficios para la salud y el rendimiento físico. También conocida como betabel, esta raíz de color intenso es altamente nutritiva y ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus propiedades únicas

Propiedades nutricionales de la remolacha

La remolacha es un alimento muy completo en términos de nutrientes. Contiene una variedad de vitaminas y minerales esenciales, como vitamina C, ácido fólico, hierro, magnesio y potasio. También es baja en calorías y rica en fibra, lo que la convierte en una opción ideal para aquellos que desean perder peso o mantener una dieta saludable.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), cada 100 gramos de remolacha cruda contienen aproximadamente 87.6 gramos de agua, 43 kilocalorías de energía, 1.61 gramos de proteína, 0.17 gramos de grasa total, 9.56 gramos de carbohidratos, 2.8 gramos de fibra, 6.76 gramos de azúcares totales y una variedad de vitaminas y minerales, como calcio, hierro, magnesio y vitamina C.

Beneficios para la salud de la remolacha

La remolacha ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, que van desde mejorar la digestión hasta aumentar la resistencia física. A continuación, se detallan algunos de los principales beneficios de la remolacha:

Mejora la digestión: Gracias a su alto contenido de fibra, la remolacha promueve una digestión saludable y ayuda a prevenir el estreñimiento. Además, sus compuestos pueden modular positivamente la composición y actividad de la microbiota intestinal, lo que contribuye a una mejor salud gastrointestinal.

Regula la presión arterial: La remolacha contiene nitratos de origen natural que se convierten en óxido nítrico en el cuerpo. El óxido nítrico es un vasodilatador que ayuda a relajar y dilatar los vasos sanguíneos, lo que contribuye a regular la presión arterial y mejorar la circulación.

Aumenta la resistencia física: Los nitratos presentes en la remolacha pueden mejorar la resistencia cardiorrespiratoria y reducir el esfuerzo percibido durante el ejercicio. Esto se debe a su capacidad para aumentar el flujo sanguíneo a los músculos y mejorar la oxigenación, lo que permite un rendimiento físico mejorado.

Protege contra el estrés oxidativo: La remolacha es rica en antioxidantes, como los flavonoides, que ayudan a combatir los radicales libres y proteger las células del daño oxidativo. Esto puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas y promover una buena salud en general.

Fortalece el sistema inmunológico: Gracias a su contenido de vitamina C, la remolacha puede fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a prevenir enfermedades. La vitamina C es un antioxidante clave que estimula la producción de células inmunitarias y mejora la función inmune.

Apoya la salud del corazón: Varios estudios han demostrado que el consumo regular de remolacha puede ayudar a reducir el colesterol LDL (colesterol «malo») y mejorar la salud cardiovascular. Sus compuestos antioxidantes y antiinflamatorios pueden mejorar la función arterial y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Mejora la salud cerebral: Los antioxidantes presentes en la remolacha pueden proteger el cerebro contra el estrés oxidativo y reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer. Además, su contenido de nitratos puede mejorar el flujo sanguíneo cerebral y promover una mejor función cognitiva.

Favorece la desintoxicación: La remolacha contiene compuestos que ayudan al hígado en el proceso de desintoxicación del cuerpo. Estos compuestos estimulan la producción de enzimas desintoxicantes y ayudan a eliminar toxinas y sustancias nocivas del organismo.

Promueve la salud ocular: La remolacha es rica en antioxidantes, como la vitamina C y los carotenoides, que pueden proteger los ojos de los daños causados por el estrés oxidativo. Además, su contenido de vitamina A es esencial para una buena visión y salud ocular.

Cómo incorporar la remolacha en tu dieta

Existen varias formas deliciosas de incorporar la remolacha en tu dieta y aprovechar todos sus beneficios. A continuación, te presentamos algunas ideas:

Zumo de remolacha: Prepara un delicioso zumo de remolacha combinándola con otras frutas y verduras de tu elección. Puedes agregar zanahoria, naranja y jengibre para obtener una bebida refrescante y llena de nutrientes.

Ensalada de remolacha: Corta la remolacha en rodajas finas o en cubos y agrégala a tus ensaladas. Combínala con lechuga, tomate, pepino y adereza con aceite de oliva y vinagre balsámico para obtener una ensalada saludable y colorida.

Sopa de remolacha: Cocina la remolacha junto con otras verduras, como zanahorias, cebollas y apio, para preparar una deliciosa sopa de remolacha. Puedes agregar especias como el comino o el cilantro para darle un toque de sabor extra.

Chips de remolacha: Corta la remolacha en rodajas finas y hornéalas hasta que estén crujientes para obtener unos saludables chips de remolacha. Puedes sazonarlos con sal marina y pimienta para darles un sabor delicioso.

Batido de remolacha: Mezcla remolacha cocida con yogur, plátano y un poco de miel para obtener un batido nutritivo y energizante. Puedes agregar otros ingredientes, como espinacas o bayas, para aumentar aún más su valor nutricional.

3/5 - (6 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Lidia Baldomero