Salud

Las reglas básicas para un desayuno sano y equilibrado

Sin duda, el desayuno es la comida más importante del día, pero también es la más desestimada por la gran mayoría de personas, dado que con mucha frecuencia dejamos de desayunar por falta de tiempo, por el trabajo o porque no tenemos hambre.

Sin embargo, es necesario tomar las decisiones correctas, seguir reglas muy específicas para no cometer errores y comer de la manera más correcta. Las primeras horas de la mañana son el momento perfecto para obtener nutrientes e incluso muchos especialistas afirman que un buen desayuno puede ayudar a bajar de peso.

Reglas básicas para un desayuno saludable

La primera regla es no saltarse el desayuno, ya que puede provocar más apetito y, por lo tanto, lleva a consumir más comida en las horas previas al almuerzo. Otra regla básica que dan los nutricionistas es desayunar siempre en casa para poder elegir alimentos más saludables.

Para variar, puedes consumir diversos tipos de leches vegetales, como la leche de almendras o de coco, o batidos de frutas con vegetales, yogur blanco, cereales y fruta fresca de temporada. Ten en cuenta alternar la comida para no aburrirte y que sea acorde a tus necesidades y gustos.

Estos son los alimentos para un correcto desayuno

Lo primero que debes hacer es evitar el azúcar blanco, que se considera un veneno para nuestra salud. Los carbohidratos en el desayuno deben ser limitados, por lo que las galletas y croissants que tanto nos gustan solo nos lo podemos permitir una vez a la semana.

Lo mejor es consumir cereales integrales con leche vegetal.También es fundamental consumir en el desayuno alimentos que contengan proteínas, si son vegetales mucho mejor, son menos tóxicos para el hígado. Evita el café en el desayuno y bébelo a media mañana. La leche es difícil de metabolizar y podría lastrar la digestión durante todo el día.

No olvides que tu desayuno siempre debe llevar un lácteo, una fruta y algún alimento que aporte hidratos de carbono.

Publicaciones relacionadas