¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Cocina, recetas y alimentos

Los 10 quesos con menos calorías

Una dieta equilibrada y saludable no tiene por qué sacrificar el placer de saborear un buen queso. Para aquellos que buscan controlar su ingesta calórica sin dejar de disfrutar este delicioso alimento, elegir quesos bajos en calorías se convierte en una estrategia clave.

Beneficios de consumir quesos bajos en calorías

Optar por consumir quesos bajos en calorías no solo es una decisión inteligente, ¡también trae consigo una variedad de beneficios para la salud y el bienestar general! Veamos detalladamente cómo estos productos pueden marcar la diferencia en tu día a día:

Impacto en la salud

Al elegir quesos bajos en calorías, estás apostando por tu salud cardiovascular. Estos alimentos pueden contribuir significativamente a la reducción del riesgo de enfermedades relacionadas con una ingesta excesiva de grasas, como la hipertensión y el colesterol alto. Al ser más ligeros en calorías, permiten disfrutar del delicioso sabor del queso sin comprometer tu bienestar.

Reducción del colesterol: este tipo de queso contiene menos grasas saturadas, lo que ayuda a mantener niveles de colesterol en rango saludable.

Menos hipertensión: una dieta baja en grasas favorece la circulación y reduce la presión arterial.

Corazón sano: menos grasa equivale a arterias más limpias y un corazón más fuerte.

Facilidad en el control del peso

¿Buscas mantener tu peso o tal vez perder unos kilos de más? Los quesos bajos en calorías son tus aliados perfectos. Al ser menos calóricos, te permiten disfrutar de su sabor y textura sin sumar gran cantidad de calorías a tu dieta diaria. Esta opción ligera y sabrosa facilita el control de tu ingesta calórica total, lo que puede ser fundamental para alcanzar tus objetivos de peso de forma sostenible y deliciosa.

Mayor saciedad: pese a ser bajos en calorías, los quesos ofrecen un gran sentido de saciedad.

Versatilidad en la cocina: puedes incluirlos en una amplia variedad de platos sin preocuparte por el exceso de calorías.

Control de porciones: al tener menos calorías, puedes disfrutar de porciones más generosas sin excederte.

Lista de los 10 quesos con menos calorías

A continuación, se presenta una lista detallada de los 10 quesos con menos calorías que puedes incorporar en tu dieta para mantener un estilo de vida saludable y sabroso:

Queso cotija

El Queso Cotija se caracteriza por su sabor intenso y ligeramente salado. Este queso mexicano, similar en textura al parmesano, es ideal para rallar sobre ensaladas o platos de pasta. Contiene aproximadamente 90 calorías por porción de 30 gramos, lo que lo convierte en una opción moderada en términos calóricos, perfecta para aquellos que desean un toque auténtico sin excesos.

Queso feta

Originario de Grecia, el Queso Feta es famoso por su sabor ligeramente ácido y su textura granulada. Este queso se utiliza comúnmente en ensaladas griegas, sándwiches y platos al horno. Con solo 70 calorías por porción de 30 gramos, es una opción excelente para quienes buscan un queso sabroso y ligero. Además, el feta es rico en calcio y proteínas, contribuyendo a la salud ósea y muscular.

Queso cottage

El Queso Cottage es una elección popular entre quienes buscan alimentos bajos en calorías debido a su bajo contenido graso y alto contenido proteico. Con apenas 28 calorías por porción de 30 gramos, es perfecto para desayunos ligeros, combinándolo con frutas frescas o sobre tostadas integrales. Su suave textura y sabor neutro permiten una gran versatilidad en la cocina.

Queso mozzarella descremado

La Mozzarella Descremada es una versión más ligera del tradicional queso Mozzarella. Contiene aproximadamente 70 calorías por porción de 30 gramos, manteniendo su clásica textura suave y cremosa. Este queso es una elección saludable para pizzas, ensaladas caprese o como snack con tomates frescos y albahaca.

Queso ricotta

El Queso Ricotta se destaca por su bajo contenido calórico y su alto valor nutricional. Con alrededor de 50 calorías por porción de 30 gramos, este queso es ideal para preparar una variedad de recetas, desde lasañas y raviolis hasta postres como cannoli y tartas de queso. Es una excelente fuente de proteínas y calcio, beneficiando la salud en general.

Queso panela

El Queso Panela es popular en la cocina mexicana gracias a su sabor suave y su habilidad para retener la forma al calentarse, sin derretirse del todo. Con aproximadamente 80 calorías por porción de 30 gramos, es perfecto para acompañar ensaladas, tacos o simplemente como botana con un toque de limón y chile.

Queso parmesano

Aunque el Queso Parmesano tiene un sabor fuerte y salado, es importante destacar que su consumo en pequeñas cantidades puede ser beneficioso. Contiene alrededor de 110 calorías por porción de 30 gramos, pero debido a su sabor potente, se suele usar en menor cantidad, lo que reduce su impacto calórico. Es rico en calcio y proteínas, ideal para rallar sobre tus comidas favoritas.

Queso gouda bajo en grasa

El Queso Gouda Bajo en Grasa presenta una alternativa sabrosa con menos calorías y grasas saturadas que la versión tradicional. Con aproximadamente 70 calorías por porción de 30 gramos, este queso holandés mantiene su cremosidad y sabor suave, ideal para incluir en sándwiches o como acompañamiento en tablas de quesos y frutas.

Queso cottage con sabor a hierbas

El Queso Cottage con Sabor a Hierbas es una variante aromatizada que aporta un toque fresco y diferente a tus platos. Con solo 35 calorías por porción de 30 gramos, esta opción ligera es ideal para ensaladas, wraps o como dip para vegetales crudos. La adición de hierbas realza su sabor, haciendo de cada bocado una delicia sin culpa.

Foto Freepik

Consejos para incluir quesos bajos en calorías en la dieta

Al incorporar quesos bajos en calorías en la dieta diaria, es fundamental seguir ciertos consejos que garanticen un equilibrio nutricional adecuado, el consumo de porciones moderadas y la variabilidad en la preparación culinaria. Estas estrategias son claves para disfrutar de los beneficios de estos quesos sin comprometer la salud ni el sabor.

Equilibrio nutricional

Para mantener un equilibrio nutricional óptimo, es vital combinar el consumo de quesos bajos en calorías con otros alimentos ricos en nutrientes esenciales. Incluir vegetales, frutas, proteínas magras y granos enteros en las comidas junto con el queso garantiza una ingesta variada y equilibrada. De esta manera, se obtienen todos los nutrientes necesarios para una dieta saludable y satisfactoria.

Incorporar verduras frescas: combinar el queso con una variedad de ensaladas verdes y vegetales cocidos.

Añadir proteínas magras: pollo a la parrilla, tofu o pescado acompañan perfectamente el queso.

Incluir frutas frescas: queso cottage con rodajas de manzana o pera para un snack nutritivo.

Optar por granos enteros: pan integral o pasta de trigo entero combinan bien con quesos como la mozzarella descremada.

Porciones moderadas

El consumo de porciones moderadas de quesos bajos en calorías es fundamental para mantener una alimentación saludable y controlar la ingesta calórica total. Aunque estos quesos son menos calóricos que sus contrapartes más ricas en grasas, es importante recordar que incluso los alimentos saludables deben consumirse con moderación. Controlar las porciones contribuye a evitar el exceso de calorías en la dieta y promueve hábitos alimenticios equilibrados.

Tamaño de porción recomendado: una porción típica de queso es 30 gramos (aproximadamente una onza).

Usar ralladores: rallar el queso en lugar de cortarlo en cubos puede ayudar a consumir menos cantidad.

Medir las porciones: usar tazas medidoras o una báscula de cocina para medir con precisión.

Combinar con otros alimentos: extender pequeñas cantidades de queso en ensaladas o sopas para agregar sabor sin exceso de calorías.

Variabilidad en la preparación

Una forma creativa y deliciosa de incluir quesos bajos en calorías en la alimentación diaria es variando su preparación en diversas recetas. Desde ensaladas y wraps hasta platos horneados y aperitivos, los quesos bajos en calorías pueden realzar el sabor y la textura de una amplia gama de platos sin agregar un exceso de calorías. Experimentar con diferentes técnicas culinarias y combinaciones de ingredientes permite disfrutar de la versatilidad de estos quesos de manera creativa y saludable.

Ensaladas frescas: añadir queso feta en ensaladas griegas o espinacas con frutas.

Platos horneados: usar mozzarella descremada en pizzas caseras o vegetales horneados.

Aperitivos saludables: preparar rollitos de queso ricotta con verduras frescas y hierbas.

Desayunos ligeros: queso cottage con frutos rojos o sobre una tostada integral.

Incorporar estos consejos en la dieta ayudará a mantener una alimentación equilibrada y disfrutar de una variedad de sabores sin comprometer la salud.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito