Salud

El mejor tipo de alcohol para personas con diabetes: guía completa

El consumo de alcohol puede ser un tema controvertido para las personas con diabetes. Mientras que algunos estudios sugieren que el consumo moderado de alcohol puede tener beneficios para la salud, es importante comprender los riesgos asociados y tomar precauciones para mantener un manejo adecuado de la diabetes. El día de hoy exploraremos el impacto del alcohol en las personas con diabetes tipo 2 y brindaremos recomendaciones sobre el mejor tipo de alcohol para consumir de manera segura.

¿Es seguro beber alcohol si tienes diabetes?

Antes de sumergirnos en los detalles, es importante recordar que cada persona es diferente y lo que funciona para algunos puede no funcionar para otros. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de incorporar el alcohol en tu rutina diaria.

Según el Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes de 2020, el consumo moderado de alcohol no aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de la enfermedad. Por lo tanto, es crucial establecer límites y mantener un consumo responsable.

La relación entre el alcohol y la diabetes tipo 2

Un metaanálisis realizado en 2015 examinó 38 estudios de cohortes y descubrió que el consumo moderado de alcohol puede ofrecer cierta protección contra la diabetes tipo 2 en mujeres y poblaciones asiáticas. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo en casi todos los grupos. Es importante tener en cuenta que este análisis se basó en estudios observacionales y no debe considerarse una recomendación para comenzar a consumir alcohol.

El consumo de alcohol puede afectar negativamente el control del azúcar en la sangre. El alcohol puede causar niveles impredecibles de azúcar en la sangre y dificultar el manejo adecuado de la diabetes. Además, el alcohol es rico en calorías y puede contribuir al aumento de peso, lo cual es un factor de riesgo para la diabetes.

Cantidad de alcohol permitida para personas con diabetes

La American Diabetes Association (ADA) establece pautas para el consumo moderado de alcohol en personas con diabetes. Según estas pautas, las mujeres no deben consumir más de una bebida alcohólica al día, mientras que los hombres no deben exceder las dos bebidas alcohólicas diarias.

Es importante tener en cuenta que una bebida alcohólica estándar equivale a:

  • 12 onzas (360 ml) de cerveza con un contenido de alcohol del 5%
  • 5 onzas (150 ml) de vino con un contenido de alcohol del 12%
  • 1.5 onzas (45 ml) de licor destilado, como ron, whisky, gin, con un contenido de alcohol del 40%

El impacto del alcohol en el control del azúcar en la sangre

El consumo de alcohol puede causar niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia) en personas con diabetes. Esto se debe a que el hígado, encargado de liberar glucosa en la sangre para mantener los niveles de azúcar estables, se ve afectado por el procesamiento del alcohol.

Cuando consumes alcohol, el hígado se enfoca en descomponerlo en lugar de liberar glucosa en la sangre. Esto puede provocar una caída repentina en los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, es importante tener cuidado y tomar medidas para prevenir la hipoglucemia mientras se consume alcohol.

Recomendaciones para beber alcohol de forma segura con diabetes

Si decides consumir alcohol y tienes diabetes, aquí hay algunas recomendaciones para beber de manera segura y minimizar los riesgos:

Consulta con tu médico: antes de incorporar el alcohol en tu rutina, es importante hablar con tu médico para asegurarte de que no haya interacciones negativas con tus medicamentos o complicaciones de salud.

Conoce tus límites: sigue las pautas de consumo moderado establecidas por la ADA y no te excedas. Establece límites claros para ti mismo y respétalos.

Controla tus niveles de azúcar en la sangre: antes, durante y después de consumir alcohol, es fundamental monitorear regularmente tus niveles de azúcar en la sangre. Esto te ayudará a detectar cualquier cambio y tomar medidas preventivas si es necesario.

Alimentación adecuada: nunca consumas alcohol con el estómago vacío. Asegúrate de comer una comida o un refrigerio que contenga carbohidratos antes de beber alcohol. Esto ayudará a prevenir una caída repentina en los niveles de azúcar en la sangre.

Evita las mezclas azucaradas: opta por bebidas alcohólicas sin azúcar añadido o mezclas bajas en calorías. Evita las bebidas mezcladas con refrescos azucarados, jugos o jarabes dulces, ya que pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

Hidratación adecuada: el consumo de alcohol puede deshidratar el cuerpo, lo que puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Asegúrate de beber suficiente agua u otros líquidos sin azúcar para mantener una buena hidratación.

Concientización sobre los síntomas de hipoglucemia: asegúrate de conocer los síntomas de la hipoglucemia y de informar a las personas que te rodean sobre tu condición. Esto es especialmente importante si te encuentras en un entorno social donde es posible que necesites ayuda en caso de una emergencia.

4.2/5 - (4 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo