¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Menopausia: ¿Por qué crece el vello en las mejillas y cómo deshacerse de él?

La menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres que trae consigo una serie de cambios físicos y emocionales. Uno de los síntomas menos discutidos, pero comunes es el crecimiento del vello en las mejillas.

La menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres que trae consigo una serie de cambios físicos y emocionales. Uno de los síntomas menos discutidos, pero comunes es el crecimiento del vello en las mejillas.

Causas del crecimiento del vello en las mejillas durante la menopausia

Durante la menopausia, las mujeres experimentan una serie de transformaciones físicas y hormonales que pueden desencadenar el crecimiento del vello en las mejillas. Estos cambios son el resultado de varios factores, siendo los más prominentes los siguientes:

Desequilibrio hormonal

Durante la menopausia, los niveles de estrógeno y testosterona en el cuerpo femenino fluctúan significativamente. La disminución en la producción de estrógeno y la alteración en la relación entre esta hormona y la testosterona pueden desencadenar el crecimiento no deseado del vello facial. El aumento de la testosterona relativa en comparación con el estrógeno puede favorecer el desarrollo de vello más grueso y oscuro en áreas como las mejillas.

Factores genéticos

La predisposición genética juega un papel fundamental en la aparición del vello facial durante la menopausia. Algunas mujeres pueden heredar una mayor sensibilidad a los cambios hormonales y tener una tendencia genética a desarrollar hirsutismo, que se manifiesta en un crecimiento excesivo de vello en áreas como las mejillas. Esta predisposición genética puede influir en la intensidad y la localización del vello facial, exacerbando el problema durante la menopausia.

Métodos de eliminación del vello en las mejillas

Eliminar el vello no deseado en las mejillas durante la menopausia puede ser un desafío, pero existen diversos métodos efectivos para lograrlo. Desde enfoques temporales hasta soluciones permanentes, las opciones de depilación ofrecen alternativas para mantener la piel suave y libre de vello facial no deseado.

Métodos temporales

Afeitado

El afeitado es una forma común y rápida de eliminar el vello en las mejillas temporalmente. Con el uso de una rasuradora facial, se puede recortar el vello de manera efectiva, pero es importante tener en cuenta que este método proporciona resultados temporales y el vello volverá a crecer.

Depilación con pinzas

La depilación con pinzas es otra opción temporal para deshacerse del vello en las mejillas. Al arrancar el vello desde la raíz con pinzas especiales, se obtiene una piel lisa, pero el proceso puede ser más doloroso y los resultados son temporales.

Cremas depilatorias

Las cremas depilatorias son productos químicos que disuelven el vello en la superficie de la piel. Aplicar la crema, esperar el tiempo indicado y luego retirarla puede ser una forma sencilla de eliminar el vello de las mejillas de manera temporal, aunque es importante realizar una prueba de sensibilidad antes de su uso.

Métodos permanentes

Depilación láser

La depilación láser es un método permanente y eficaz para eliminar el vello en las mejillas. Utilizando luz pulsada, el láser destruye el folículo piloso, impidiendo el crecimiento futuro del vello. Aunque puede requerir varias sesiones, la depilación láser ofrece resultados duraderos y una reducción significativa del vello facial.

Electrólisis

La electrólisis es otra alternativa permanente para eliminar el vello facial. Mediante la introducción de una aguja fina en el folículo piloso, se aplica una corriente eléctrica para dañar el tejido que produce el vello. A lo largo de varias sesiones, la electrólisis puede ofrecer una solución definitiva contra el crecimiento del vello en las mejillas.

Remedios naturales

Para quienes prefieren enfoques más naturales, existen remedios caseros que pueden ayudar a reducir el crecimiento del vello en las mejillas durante la menopausia. Algunas opciones incluyen:

Uso de cúrcuma: la cúrcuma, conocida por sus propiedades antiinflamatorias, puede aplicarse en forma de pasta para inhibir el crecimiento del vello.

Papaya: la enzima papaina presente en la papaya puede ayudar a debilitar el vello facial, reduciendo su apariencia.

Azúcar: la técnica de depilación con azúcar, también conocida como «sugaring», es un remedio popular para eliminar el vello facial de forma natural.

Foto Freepik

Consejos para manejar el crecimiento del vello facial

El crecimiento del vello facial durante la menopausia puede ser un desafío para muchas mujeres, pero existen estrategias efectivas para abordar este problema. A continuación, se presentan consejos clave para manejar el crecimiento del vello facial de manera adecuada y sentirse segura en esta etapa de la vida.

Mantenimiento regular

Mantener una rutina de mantenimiento regular es esencial para controlar el crecimiento del vello facial durante la menopausia. Programar sesiones periódicas de depilación o tratamiento te ayudará a mantener a raya el vello no deseado y a mantener una apariencia fresca y cuidada. La consistencia en el cuidado de la piel facilita el control del crecimiento del vello y contribuye a una sensación de confianza en ti misma.

Consultas médicas

Buscar asesoramiento médico especializado es fundamental para abordar el crecimiento del vello facial de manera profesional y efectiva. Consultar con un dermatólogo o endocrinólogo te permite obtener información personalizada sobre las opciones de tratamiento disponibles y abordar cualquier preocupación relacionada con el vello facial. Los profesionales de la salud pueden recomendar métodos específicos basados en tu situación individual, brindándote tranquilidad y orientación en el manejo de este aspecto de la menopausia.

Impacto emocional y psicológico del vello facial

El vello facial en la menopausia puede tener un profundo impacto emocional y psicológico en las mujeres, afectando su autoestima y confianza. La presencia no deseada de vello en las mejillas puede provocar sentimientos de incomodidad, vergüenza y ansiedad, alterando la percepción de la propia imagen y la feminidad.

Autoestima y confianza

El crecimiento del vello facial durante la menopausia puede desencadenar inseguridades en las mujeres, impactando negativamente su autoestima y confianza. La aparición de vello no deseado en una zona tan visible como las mejillas puede generar dudas sobre la propia atractividad y feminidad, llevando a sentimientos de autocrítica y preocupación por la imagen personal.

Apoyo y recursos

Para las mujeres que enfrentan este desafío, es fundamental contar con apoyo emocional y recursos adecuados. Existen grupos de apoyo y comunidades en línea donde las mujeres pueden compartir sus experiencias, recibir consejos y sentirse acompañadas en este proceso. Además, se recomienda buscar la orientación de profesionales de la salud, como dermatólogos o terapeutas, que puedan ofrecer asesoramiento especializado y opciones de tratamiento personalizadas.

Enfrentar el impacto emocional y psicológico del vello facial durante la menopausia requiere comprensión, aceptación y el acceso a recursos que promuevan la autoestima y el bienestar emocional de las mujeres en esta etapa de la vida. A través del apoyo mutuo y la búsqueda de soluciones efectivas, es posible superar las dificultades asociadas con este síntoma y sentirse más segura y empoderada en la propia piel.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito