¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Pastilla del día después: las preguntas que no te atreves a hacerle a tu médico

La píldora del día después, también conocida como píldora anticonceptiva de emergencia, es un método utilizado después de un encuentro sexual sin protección para prevenir un embarazo no deseado. Aunque existen algunas ideas erróneas sobre este método, es importante conocer la verdad detrás de estos mitos.

¿Disponible solo el día después?

Uno de los mitos más comunes sobre la píldora del día después es que debe tomarse exclusivamente al día siguiente del encuentro sexual sin protección. Sin embargo, este no es el caso. Existen diferentes formulaciones de la píldora anticonceptiva de emergencia, algunas de las cuales pueden tomarse hasta cinco días después del acto sexual. Es importante destacar que la eficacia de este método disminuye con el paso del tiempo, por lo que se recomienda tomarlo lo antes posible para maximizar su efectividad.

Levonorgestrel vs Ulipristal acetato

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la diferencia entre las dos formulaciones más comunes de la píldora del día después: el levonorgestrel y el ulipristal acetato. El levonorgestrel debe tomarse dentro de las primeras 72 horas después del encuentro sexual sin protección, mientras que el ulipristal acetato puede tomarse hasta cinco días después. Se ha demostrado que el ulipristal acetato tiene una mayor eficacia en comparación con el levonorgestrel, especialmente a medida que pasa el tiempo.

¿Es un método abortivo?

Es importante aclarar que la píldora del día después no es un método abortivo. Su mecanismo de acción consiste en evitar la ovulación antes de que ocurra, impidiendo así la fertilización del óvulo. No afecta la implantación de un óvulo fecundado en el útero, por lo que no se considera un aborto. Es crucial comprender esta diferencia para evitar malentendidos y desinformación sobre la píldora anticonceptiva de emergencia.

Efectos secundarios

Como cualquier medicamento, la píldora del día después puede tener efectos secundarios, aunque no todas las personas los experimentan. Algunos de los efectos más comunes incluyen retraso en la menstruación, náuseas, dolor abdominal, vómitos, menstruaciones dolorosas, dolor pélvico, dolor en los senos, dolor de cabeza, mareos, cambios de humor, dolores musculares, dolor de espalda y fatiga. Es importante tener en cuenta que estos efectos secundarios suelen ser temporales y desaparecen rápidamente.

Uso repetido y frecuente

Aunque la píldora del día después no está destinada a ser utilizada como método anticonceptivo regular, se puede utilizar de forma repetida y frecuente en un mismo ciclo menstrual si es necesario. Sin embargo, se recomienda no abusar de este método, ya que puede aumentar los efectos secundarios y las irregularidades menstruales. Es fundamental recordar que la anticoncepción de emergencia no es tan eficaz como otros métodos anticonceptivos y no protege contra las infecciones de transmisión sexual.

Interacciones con otros medicamentos

Es importante tener en cuenta las posibles interacciones con otros medicamentos al tomar la píldora del día después. Se recomienda precaución y consultar a un médico en caso de estar tomando hierba de San Juan, medicamentos para la epilepsia, el VIH o la tuberculosis, o medicamentos para reducir la acidez estomacal. Estas interacciones pueden afectar la eficacia del método anticonceptivo o aumentar el riesgo de efectos secundarios.

Precio y disponibilidad

La píldora del día después se puede adquirir en farmacias y establecimientos especializados sin necesidad de receta médica. El costo puede variar dependiendo de la marca. Recuerda, la píldora del día después es una opción válida en casos de emergencia, pero no debe reemplazar un método anticonceptivo regular y planificado.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira