Salud

¿Por qué los productos de belleza funcionan mejor por la noche?

La rutina diurna es fundamental para mantener el equilibrio y la salud de la piel, pero optar por cuidados nocturnos puede ofrecer resultados sorprendentes. ¿Por qué son más eficaces los productos de cuidado nocturno en comparación con los de día? ¿Es solo una estrategia de marketing o realmente marcan la diferencia en nuestra rutina de belleza? ¿Y por qué se le atribuye tanta importancia a la noche? 

La regeneración de la piel durante la noche

Seguramente has notado que tu piel se ve más suave, firme y radiante después de una buena noche de sueño. ¿Crees que es solo una coincidencia? ¡Pues no lo es! Durante el día, la piel se enfrenta a diversas agresiones externas como el viento, la contaminación, los cambios de temperatura, el humo de cigarrillo y el contacto con las bacterias presentes en nuestras manos. La piel trabaja arduamente para protegerse de estos factores y mantenerse saludable. Sin embargo, durante la noche, no se toma un descanso, sino que se enfoca en activar sus mecanismos de regeneración celular.

La renovación celular es en realidad un proceso de división celular, donde una de ellas se desplaza hacia la superficie para cumplir sus funciones y luego se elimina en forma de capa córnea, mientras que la otra permanece en su lugar y se fortalece para volver a dividirse.

Durante la noche, la piel tiene una mayor capacidad de absorción de los ingredientes activos de los productos de cuidado, y la multiplicación de las células de la epidermis alcanza su punto máximo a la una de la mañana y es mínima a las 13 horas. A la una de la mañana, la piel puede llegar a absorber hasta el 100% de los ingredientes activos, siempre y cuando esté regularmente exfoliada. Cuando la piel no está exfoliada, las impurezas y el sebo bloquean los poros, dificultando la absorción de los activos y la regeneración celular.

Foto Freepik

La eficacia de los cuidados nocturnos

¿Son realmente más eficaces los productos de cuidado nocturno en comparación con los de día? La respuesta es sí y no. Los productos de cuidado diurno también contribuyen al proceso de renovación celular de la piel. Sin embargo, los productos específicamente diseñados para la noche suelen tener una concentración más alta de ingredientes activos que sus contrapartes diurnas. Incluso algunos ingredientes son seleccionados cuidadosamente para poder aprovechar los mecanismos de la piel mientras dormimos.

La clave está en elegir el tipo de producto que se adapte a tus necesidades y preferencias. Algunas personas prefieren mantener una rutina de cuidado diurno sencilla y utilizar productos más potentes durante la noche. Otros prefieren utilizar productos con ingredientes activos durante el día y la noche. La elección depende de tus objetivos de cuidado de la piel y de cómo te sientas más cómodo/a.

Consejos para una rutina de cuidado nocturno efectiva

Ahora que conoces los beneficios de los cuidados nocturnos para la piel, aquí te dejamos algunos consejos para aprovechar al máximo tu rutina de cuidado nocturno:

Limpia tu piel: antes de aplicar cualquier producto de cuidado nocturno, asegúrate de limpiar bien tu piel para eliminar el maquillaje, el exceso de grasa y las impurezas acumuladas durante el día. Utiliza un limpiador suave y adecuado para tu tipo de piel.

Exfolia regularmente: la exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel, permitiendo que los productos de cuidado nocturno penetren mejor y estimulando la renovación celular. Utiliza un exfoliante suave una o dos veces por semana.

Aplica un sérum: los sueros son productos altamente concentrados que proporcionan ingredientes activos específicos para tratar problemas de la piel como arrugas, manchas o falta de luminosidad. Elige un suero adecuado para tus necesidades y aplícalo antes de tu crema hidratante nocturna.

Utiliza una crema hidratante: las cremas hidratantes nocturnas están formuladas para proporcionar una hidratación intensa durante la noche y ayudar a reparar la barrera cutánea. Elige una crema hidratante que se adapte a tu tipo de piel y que contenga ingredientes como ácido hialurónico o retinol.

No olvides el contorno de ojos: la piel alrededor de los ojos es especialmente delicada y propensa a la sequedad y las arrugas. Utiliza un producto específico para el contorno de ojos que hidrate y trate esta zona de manera suave y efectiva.

Utiliza una mascarilla nocturna: Las mascarillas nocturnas son un gran complemento para tu rutina de cuidado nocturno. Estas mascarillas se aplican antes de acostarte y se dejan actuar durante toda la noche, proporcionando ingredientes activos adicionales y una hidratación profunda.

Descansa lo suficiente: además de utilizar los productos adecuados, es importante asegurarse de dormir lo suficiente para permitir que la piel se regenere adecuadamente. Intenta seguir una rutina de sueño regular y establece un ambiente propicio para el descanso.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira