Por qué masticar chicle es malo para la salud

Masticar chicle no es un hábito saludable. Estos productos contienen ingredientes artificiales y conservantes que contribuyen a la mala salud dental y a numerosas enfermedades.

El culpable de todo esto son los aditivos alimentarios. Los edulcorantes artificiales y los alimentos sin azúcar están relacionados con la erosión dental.

Los dos principales edulcorantes artificiales son la sucralosa y el aspartamo.

La sucralosa es carcinógena, tóxica para el hígado, conocida por causar defectos de nacimiento y dañina para el sistema inmunológico.

El aspartamo es una poderosa neurotoxina, que libera metanol en el cuerpo. El metanol es peligroso ya que se descompone en dos compuestos tóxicos, ácido fórmico y formaldehído. Está vinculado a problemas digestivos, migrañas, depresión e incluso diabetes.

Aunque el aspartamo, la sucralosa y otros edulcorantes sin calorías se consideran alimentos «dietéticos», en realidad no ayudan en la pérdida de peso. Por el contrario, estas sustancias pueden estimular el apetito y fomentar un aumento en el consumo de azúcar.

Además de los edulcorantes artificiales, las gomas de mascar tienen colorantes artificiales que hacen que la hacen más atractiva con el color que el consumidor quiere.

Aunque la FDA clasifica estos químicos como seguros, estos ingredientes artificiales se han relacionado con trastornos del comportamiento como el autismo, alergias a los alimentos y los trastornos digestivos desde mediados de los años setenta.