¿Por qué nos sentimos más atraídos por las personas que nos rechazan?

Un amor no correspondido es más frecuente de lo que nos podemos imaginar. Muchas veces y con las mejores intenciones nos sentimos atraídos por aquellas personas que nos rechazan.

.Claramente sabemos que los sentimientos no son recíprocos y aunque la otra persona sea muy clara con lo que realmente siente, se sigue sintiendo atracción por aquellos que nos rechazan. Por lo que, cuanto más lo negamos a sí mismo, más crece el interés por esa persona.

Pero ¿Cuál es el motivo real de este comportamiento?

Es básicamente por una razón que también puede ampliarse a otros ámbitos de la vida de cualquier individuo: “se desea lo que no se puede tener”, pero es en la parte sentimental en la que más se insiste.

Los psicólogos indican que el llamado “rechazo romántico”, logra estimular algunas partes del cerebro que están relacionadas con la adicción, la recompensa, la motivación y la investigación.

Esto dice un estudio

Una investigación realizada con muestras de los cerebros de 15 hombres y mujeres que habían sido rechazados por sus parejas, pero que aún seguían enamorados y con las cuales se utilizó resonancia magnética funcional. Durante el proceso de escaneo se les mostró la foto de la persona que los rechazó, realizando al mismo tiempo un ejercicio matemático como distracción. Luego, miraron otra foto de una persona familiar por la cual no presentaban ninguna clase de sentimiento romántico.

Los investigadores encontraron que el cerebro evidencia una mayor activación en aquellas zonas que se encuentran asociadas con el deseo, recompensa, motivación, dolor físico, angustia y adicción, sentimientos que aumentan cuando la persona piensa en el amor no correspondido, prácticamente como una droga.

Los motivos por los que se manifiesta este mecanismo no están claros, pero se muestra otra acción. Debido al rechazo se aumenta la percepción de valor de dicha persona, por lo que se le ve como una compañera o compañero más atractivo en clave evolutiva.

Sin embargo, si el cerebro actúa de esta forma cuando se es rechazado y jamás ha existido una relación, ¿por qué se da esta adicción? Posiblemente te conviertas adicto a algo que podría haber sido, pero nunca lo será.