¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Belleza

¿Qué color de esmalte de uñas debes evitar después de los 50?

A medida que envejecemos, nuestras manos experimentan cambios visibles que pueden acentuarse con la elección equivocada de esmalte de uñas. Desde manchas oscuras hasta venas más pronunciadas, estos signos del paso del tiempo pueden resaltarse de forma indeseada si no seleccionamos cuidadosamente el color de nuestro esmalte.

Cómo cambian las manos con la edad

A medida que envejecemos, nuestras manos experimentan una serie de transformaciones que pueden alterar su apariencia. Algunos de los cambios más comunes son:

Aparición de manchas oscuras

A causa de la exposición solar y los años, es común que aparezcan manchas de color marrón o negro en el dorso de las manos. Estas «manchas de la edad» pueden acentuarse con ciertos tonos de esmalte.

Venas más visibles

Conforme la piel se vuelve más delgada y la grasa subcutánea disminuye, las venas de las manos se hacen más prominentes y notorias.

Sequedad de la piel

La pérdida de elasticidad y la reducción de la producción de aceites naturales provocan que la piel de las manos se sienta más seca y áspera.

Uñas rayadas

Años de aplicar esmalte, tratamientos de manicura y otros productos pueden dejar estrías y debilitar la estructura de las uñas.

Todos estos cambios deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el color de esmalte más favorecededor después de los 50 años.

Colores de esmalte de uñas que envejecen las manos

Algunas tonalidades de esmalte, en lugar de realzar la belleza de las manos maduras, pueden acentuar los signos del envejecimiento. Evita estos colores:

Tonos oscuros

Esmaltes de uñas muy intensos y oscuros, como el negro, el azul marino o el burdeos, tienden a resaltar las manchas y venas de las manos.

Colores apagados

Esmaltes opacos y mates, como el gris o el beige, pueden hacer que las manos luzcan más envejecidas.

Tonalidades frías

Colores con tonos fríos, como el azul o el violeta, pueden acentuar la palidez y resequedad de la piel.

Colores llamativos

Esmaltes demasiado brillantes y llamativos, como el rojo intenso o el naranja fosforescente, pueden resultar recargados en manos maduras.

En general, es mejor evitar los colores que creen un fuerte contraste con la piel o resalten en exceso los signos del envejecimiento.

Colores de esmalte de uñas más favorecedores

Foto Freepik

En lugar de los tonos que envejecen, opta por colores que aporten luminosidad y uniformidad a tus manos. Algunos de los mejores esmaltes de uñas después de los 50 años son:

Rosas suaves

Los tonos rosados pálidos y los melocotones sutiles ayudan a unificar el tono de la piel y aportan calidez a las manos.

Beiges y cremas

Estos colores neutros crean un efecto natural y elegante, sin resaltar en exceso los signos del envejecimiento.

Rojos y borgoñas apagados

Los rojos y borgoñas más apagados y discretos pueden realzar la belleza de las manos sin acentuar las imperfecciones.

Tonos dorados

Los esmaltes con reflejos dorados o metálicos iluminan las manos y les otorgan un aspecto más joven y saludable.

Colores semitransparentes

Los esmaltes semitransparentes o de acabado «nude» crean un efecto más sutil y natural.

Recuerda que la clave está en elegir colores que unifiquen y suavicen la apariencia de tus manos, en lugar de resaltar los signos del envejecimiento.

Consejos para cuidar las manos maduras

Además de seleccionar el color de esmalte adecuado, existen otros pasos que puedes seguir para mantener tus manos luciendo radiantes a cualquier edad:

Hidrata tus manos regularmente

Aplica cremas y aceites hidratantes a diario para combatir la sequedad y recuperar la suavidad de la piel.

Protege tus manos del sol

Usa protección solar en las manos cuando salgas al exterior para prevenir la aparición de manchas.

Lleva un buen cuidado de uñas

Realiza manicuras periódicas y evita técnicas agresivas que puedan dañar tus uñas.

Exfolia suavemente

Una exfoliación suave ayuda a eliminar las células muertas y mejorar la apariencia de las manos.

Disimula imperfecciones

Puedes usar correctores o bases de maquillaje para camuflar manchas o venas pronunciadas.

Sigue estos consejos y combínalos con la elección del esmalte de uñas más favorecededor para lograr unas manos radiantes y juveniles.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira