¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vidaSexo y relaciones

¿Por qué nos quedamos dormidos después del sexo?

El acto sexual es una experiencia íntima y placentera que puede tener efectos sorprendentes en nuestro cuerpo y mente. Una de las reacciones comunes después de tener relaciones sexuales es sentir una profunda sensación de somnolencia, pero ¿por qué sucede esto? .

El efecto relajante del orgasmo

Una explicación común para la somnolencia después del sexo es el efecto relajante del orgasmo. Tanto hombres como mujeres experimentan una liberación de hormonas y neurotransmisores durante el clímax sexual, lo que lleva a una sensación de relajación y bienestar. Estas sustancias químicas incluyen la noradrenalina, la serotonina, la oxitocina, la vasopresina y la prolactina.

La prolactina, en particular, está asociada con la satisfacción sexual y se produce en grandes cantidades durante el sueño. Por lo tanto, es lógico suponer que un aumento en los niveles de prolactina después del sexo tendría un efecto sedante y favorecería la somnolencia.

Diferencias entre hombres y mujeres

Aunque tanto hombres como mujeres pueden experimentar somnolencia después del sexo, existen algunas diferencias en cómo se ve afectado cada sexo.

Efecto de la prolactina

Los hombres producen una cantidad significativa de prolactina después de tener un orgasmo, lo que puede contribuir a que se sientan más somnolientos. La masturbación, por otro lado, tiende a tener un efecto menos pronunciado en la somnolencia de los hombres, ya que el orgasmo a través de la masturbación genera menos prolactina que el orgasmo durante el sexo con una pareja.

El papel de la postura

Un estudio realizado por investigadores de la State University of New York en Albany reveló que las mujeres tenían más probabilidades de quedarse dormidas después del sexo con penetración que los hombres. Los investigadores sugieren que esto puede deberse al hecho de que quedarse acostadas después del acto sexual aumenta las posibilidades de quedar en embarazo. Esta tendencia a quedarse dormida puede ser un vestigio evolutivo de nuestros antepasados, quienes encontraron beneficios en permanecer en una posición horizontal después del coito para aumentar las posibilidades de embarazo.

Consejos para manejar la somnolencia después del sexo

Si la somnolencia después del sexo se convierte en un problema o interfiere con tus actividades diarias, aquí hay algunos consejos para manejarla:

Aprovecha la relajación: en lugar de luchar contra la somnolencia, aprovecha el estado de relajación y bienestar que el sexo puede proporcionar. Si tienes tiempo, toma una siesta corta o encuentra un momento adecuado para descansar y recargarte.

Planifica con anticipación: si sabes que la somnolencia después del sexo es un problema para ti, intenta programar tus actividades de manera que tengas tiempo para descansar después de tener relaciones sexuales. Esto te permitirá disfrutar plenamente del acto y evitará que te sientas frustrado o inquieto debido a la somnolencia.

Mantén una rutina de sueño saludable: el sueño adecuado es esencial para mantener un equilibrio físico y mental. Asegúrate de tener una rutina de sueño regular, evita la cafeína y otros estimulantes antes de acostarte, y crea un ambiente propicio para dormir en tu dormitorio.

Comunícate con tu pareja: si la somnolencia después del sexo se convierte en un problema recurrente o causa conflictos en tu relación, habla abiertamente con tu pareja al respecto. Juntos, pueden encontrar formas de manejar esta situación y asegurarse de que ambos se sientan satisfechos y descansados.

Independientemente de las explicaciones científicas, es importante comunicarse abiertamente con la pareja y encontrar formas de manejar la somnolencia de manera que no afecte negativamente la relación o las actividades diarias. Recuerda que cada persona es única y puede experimentar la somnolencia de manera diferente, por lo que es fundamental escuchar y respetar las necesidades individuales de cada uno.

4.1/5 - (10 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira