¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Belleza

Trucos para mantener el bronceado por más tiempo

Mantener el bronceado después de unas vacaciones llenas de sol es esencial para muchas personas. No solo hablamos de lucir una piel dorada y radiante, sino también de prolongar esa sensación de bienestar y confianza que otorga un bronceado uniforme y duradero. ¿Te has preguntado cómo lograr que tu bronceado persista más allá del verano? Aquí te compartiremos trucos sencillos y efectivos para cuidar tu piel y mantener ese tono bronceado por más tiempo.

Hidratación esencial

Para mantener el bronceado por más tiempo, la hidratación es una pieza clave. Asegurarse de que la piel esté bien hidratada no solo ayuda a mantener un brillo saludable, sino que también prolonga la vida de ese tono dorado que tanto nos gusta. Aquí te mostramos dos maneras de hacerlo: hidratación externa e interna.

Uso de cremas hidratantes

Usar cremas hidratantes después de la exposición al sol es esencial. Opta por aquellas que contengan ingredientes como aloe vera y vitamina E, ya que estos ayudan a reparar y nutrir la piel profundamente.

El aloe vera es conocido por sus propiedades calmantes y su capacidad para retener la humedad, mientras que la vitamina E actúa como un poderoso antioxidante que protege la piel de los daños externos.

Hidratación desde el interior

No solo se trata de lo que aplicas en tu piel, sino también de lo que consumes. Beber suficiente agua diariamente es crucial. Mantener tu cuerpo hidratado desde el interior permitirá que tu piel se vea radiante y tu bronceado dure más tiempo.

Además del agua, agrega a tu dieta alimentos ricos en agua, como:

Frutas: sandía, melón, naranjas, y fresas.

Verduras: pepinos, lechuga, tomates y espinacas.

Cuidado en la ducha

Para que tu bronceado dure más tiempo y siga viéndose espectacular, es esencial cuidar lo que haces en la ducha. Aunque puede parecer trivial, la forma en que te duchas puede impactar significativamente la calidad y la duración de tu bronceado. Aquí te damos unos consejos esenciales para proteger tu color dorado mientras te refrescas.

Evita el agua caliente

El agua caliente es una de las principales causas de la pérdida rápida del bronceado. ¿Por qué? Porque el calor excesivo tiende a resecar la piel. Al eliminar los aceites naturales de tu piel, el agua caliente puede dejarla más vulnerable y propensa a descamarse, acelerando la pérdida del bronceado.

Para mantener tu piel hidratada y tu color bronceado intacto, es mejor optar por duchas con agua tibia o fría. Aunque una ducha caliente puede resultar relajante, terminarás pagándolo con la pérdida de ese tono dorado que tanto te costó conseguir.

Uso de productos adecuados

Los productos que utilizas en la ducha también juegan un papel crucial en la conservación de tu bronceado. Los jabones agresivos y con alto contenido de sulfatos pueden despojar a tu piel de sus aceites naturales y, por ende, del bronceado.

Recomendamos usar geles de ducha en aceite, que son más suaves y ayudan a mantener la hidratación de la piel. Estos productos limpian sin eliminar los aceites esenciales que protegen y nutren tu piel.

Exfoliación suave

Para mantener el bronceado por más tiempo, uno de los pasos esenciales es la exfoliación suave. Exfoliar te ayuda a eliminar las células muertas que pueden causar que tu piel se vea apagada y seca, además de permitir que el bronceado luzca más uniforme y duradero.

Frecuencia de la exfoliación

La exfoliación debe ser parte de tu rutina semanal si deseas mantener tu bronceado. Pero ¿con qué frecuencia deberías hacerlo?

Recomendamos exfoliar la piel una vez a la semana. Este ritmo es suficiente para remover las células muertas sin afectar el tono bronceado.

Exfoliarse con demasiada frecuencia puede llevar a la eliminación de las capas superficiales de la piel, donde se encuentra el bronceado. Sin embargo, al exfoliarse semanalmente, se asegura que la piel se mantenga suave y receptiva a los productos hidratantes, prolongando la vida de tu bronceado.

Tips para una exfoliación efectiva

Elige el exfoliante adecuado: opta por exfoliantes que sean suaves y que contengan ingredientes naturales como el azúcar o la sal marina. Evita aquellos que sean demasiado abrasivos.

Aplica sobre la piel húmeda: antes de aplicar el exfoliante, asegúrate de que tu piel esté ligeramente húmeda. Esto ayuda a que el exfoliante se deslice mejor y reduce el riesgo de irritaciones.

Masajea suavemente: realiza movimientos circulares suaves para no dañar la piel. Concéntrate en áreas propensas a la acumulación de células muertas como los codos, rodillas y tobillos.

Enjuaga con agua tibia: después de exfoliar, enjuaga con agua tibia para eliminar cualquier residuo de producto y cerrar los poros.

Hidrata inmediatamente después: una vez hayas terminado, aplica una buena crema hidratante para mantener la humedad y nutrir la piel.

Con estos consejos y la frecuencia adecuada, podrás disfrutar de un bronceado hermoso y duradero durante más tiempo.

Foto Freepik

Nutrición y suplementos

La alimentación y los suplementos juegan un papel vital para mantener un bronceado duradero y saludable. No solo es importante cuidar la piel desde el exterior, sino también nutrirla desde el interior para que mantenga ese brillo dorado que tanto deseas. Aquí te explicamos cómo ciertos alimentos y suplementos pueden ayudarte a prolongar tu bronceado.

Alimentos ricos en carotenos

Los carotenos son pigmentos naturales que se encuentran en muchos alimentos y que estimulan la producción de melanina, la sustancia que da color a nuestra piel. Consumir estos alimentos no solo te ayudará a mantener tu bronceado, sino también a proteger tu piel del daño solar.

Algunos alimentos ricos en carotenos que puedes incorporar en tu dieta son:

Zanahorias: son las reinas del bronceado. Ricas en betacarotenos, ayudan a potenciar el color de tu piel.

Tomates: además de betacarotenos, los tomates contienen licopeno, otro antioxidante que protege tu piel.

Espinacas: no solo son buenas para la salud en general, sino que también contienen altos niveles de carotenos.

Calabaza: su contenido en betacarotenos y vitaminas la hace un excelente aliado del bronceado.

Pimientos rojos: ricos en vitamina C y carotenos, son perfectos para mantener la piel luminosa.

Suplementos de nutricosmética

Los suplementos de nutricosmética están diseñados para cuidar la piel desde el interior, proporcionando nutrientes específicos que pueden ayudar a prolongar el bronceado. Los suplementos ricos en betacarotenos son especialmente eficaces para este propósito.

Algunos suplementos recomendados son:

Betacaroteno: ayuda a mantener y prolongar el bronceado, proporcionando un tono dorado uniforme.

Vitamina E: un potente antioxidante que protege la piel del envejecimiento prematuro y los daños causados por el sol.

Vitamina C: contribuye a la producción de colágeno, manteniendo la piel firme y luminosa.

Omega-3: hidrata la piel desde el interior, manteniéndola elástica y saludable.

Productos prolongadores del bronceado

Mantener el bronceado dorado y radiante durante más tiempo es posible si utilizas los productos adecuados. Aquí te presentamos algunas opciones efectivas que te ayudarán a prolongar el color y mantener tu piel hidratada y saludable.

Lociones y aftersun

Las lociones aftersun y otros productos específicos para prolongar el bronceado son una excelente opción. Estos productos no solo hidratan la piel, sino que también ayudan a repararla después de la exposición al sol.

Beneficios de usar lociones y aftersun:

Hidratación profunda: mantienen la piel hidratada, lo cual es esencial para prevenir la descamación y mantener el bronceado uniforme.

Calma y reparación: muchas lociones aftersun contienen ingredientes calmantes como el aloe vera y la vitamina e, que ayudan a minimizar el enrojecimiento y reparar la piel dañada.

Prolongación del bronceado: algunos productos están formulados específicamente para prolongar el color del bronceado, manteniendo la piel dorada por más tiempo.

Aceites secos y bronceadores

Otra opción para mantener tu bronceado es el uso de aceites secos y bronceadores. Estos productos ayudan a mantener el color sin resecar la piel, ofreciendo una hidratación ligera y efectiva.

Recomendaciones de aceites secos:

Aceite seco de monoï de Tahití: proporciona una hidratación ligera sin dejar la piel grasosa, ideal para mantener tu bronceado.

Aceite seco de argán: rico en vitamina e y ácidos grasos, este aceite nutre la piel profundamente sin eliminar el bronceado.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Dany Levito