LifeStyle

10 malos hábitos que pueden destruir una relación o un matrimonio

Cuando estamos en una relación, es importante ser conscientes de nuestros comportamientos y acciones, ya que algunas malas costumbres pueden poner en peligro la estabilidad y felicidad de la pareja. Aunque parezcan inofensivas al principio, estas conductas pueden llevar a la ruptura irreversible de la relación.

1. Discutir en público

Una de las peores cosas que podemos hacer es lavar nuestros trapos sucios en público. Es normal que las parejas discutan de vez en cuando, pero es esencial que no divulguemos los detalles de nuestras peleas a extraños o amigos. Esto puede hacer que uno de los dos se sienta humillado y llevar a una ruptura definitiva.

2. Traer el pasado a la relación

Hablar de relaciones pasadas es uno de los errores más comunes que pueden sabotear una relación. Si deseamos tener una relación duradera y saludable, no debemos mencionar nuestras historias con ex parejas a la persona con la que compartimos nuestra vida. Esto puede hacer que nuestra pareja se sienta descuidada y llevar a problemas en la relación.

3. Ser celoso/a

Los celos pueden ser saludables cuando se expresan de manera adecuada y controlada. Sin embargo, cuando los celos se convierten en desconfianza excesiva o paranoia, se vuelven tóxicos para la relación. Vivir con la constante necesidad de controlar a nuestra pareja y las sospechas puede hacer que la comunicación se vuelva difícil y que el ambiente se torne irrespirable.

4. Utilizar el sexo como arma

Cuando utilizamos el sexo como una herramienta de recompensa o castigo, podemos poner en peligro la estabilidad de la relación. Esta conducta puede llevar a la infidelidad o al deseo de abandonar la relación. La falta de intimidad física puede generar frustración en ambos miembros de la pareja y llevar a considerar la ruptura. El sexo no debe ser utilizado como moneda de cambio o como una forma de manipulación en la relación.

5. Falta de apoyo hacia tu pareja

En una relación de pareja, es fundamental brindarse apoyo incondicionalmente. Si en la relación uno de los miembros no se siente apoyado, esto puede llevar a la ruptura. El apoyo emocional es el sustento de una relación y su falta puede ponerla en peligro.

6. Falta de contacto visual

El contacto visual es extremadamente importante para establecer una conexión emocional y cercana entre los miembros de la pareja. Como dice el refrán, «los ojos son el espejo del alma». Evitar el contacto visual puede llevar al deterioro de una relación amorosa.

Foto Freepik

7. Falta de confianza

La confianza es un factor clave para una relación duradera. Sin confianza, una relación está destinada a desmoronarse. Es fundamental construir y mantener una base sólida de confianza mutua.

8. Quejarse constantemente

Las quejas constantes pueden convertir una relación en algo monótono y aburrido. No mostrar gratitud hacia nuestra pareja inevitablemente llevará a problemas en la relación. Trata de ser más positivo/a si quieres mantener a la persona que comparte tu vida.

9. Ser egoísta

Pensar constantemente en uno mismo es un mal hábito si deseamos tener una relación sana y duradera. No olvides que la estabilidad de una unión se basa en los compromisos mutuos. Se trata de hacer los compromisos y saber ceder en ocasiones.

10. Ser demasiado dependientes

Estar constantemente junto a nuestra pareja sin darnos espacio puede ser tóxico. Es fundamental reservar tiempo para nosotros mismos y encontrar momentos de relajación y serenidad. Necesitamos tiempo para recargar energías y mantener nuestra individualidad dentro de la relación.

No olvides, evitar estos malos hábitos puede ayudar a mantener una relación sólida y feliz. Es importante saber y reconocer que todos cometemos errores, pero lo más importante es aprender de ellos y trabajar en mejorar como pareja. Si corregimos estas conductas negativas, estaremos en el camino hacia una relación amorosa duradera y saludable.

5/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira