5 remedios caseros para eliminar el sarro de los dientes

Una buena higiene dental y el consumo de ciertos alimentos, como el limón y las fresas, pueden ayudar a prevenir la aparición de sarro en los dientes.

  1. hojas de perejil

El perejil es muy conocido por sus propiedades antibacterianas. También es una excelente fuente de vitamina C.

Pica finamente seis hojas de perejil, colócalas en una taza de agua hervida y déjalas reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, colócalas sobre los dientes y deja actuar unos 5 minutos. Enjuaga con suficiente agua tibia. Repite el proceso tres veces al día, después de cada comida.

  1. Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es uno de los productos más utilizados para blanquear los dientes. También es uno de los principales ingredientes de muchas pastas dentales. Puedes usarlo en casa para eliminar el sarro que se acumula entre los dientes y los hace más amarillos.

Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con media cucharadita de sal, agrega unas gotas de agua (lo suficiente como para mezclar bien los ingredientes). Frota la mezcla sobre los dientes con la ayuda de un cepillo, espera 5 minutos y enjuaga con agua tibia.

  1. limón

El limón es uno de los blanqueadores naturales más efectivos. Las mujeres lo usan con éxito para aclarar su cabello sin tener que usar tintes químicos. Pero también podemos usarlo para blanquear un poco nuestra sonrisa. Sin embargo, debe usarse con cuidado, ya que el ácido que contiene puede debilitar el esmalte dental. Por la misma razón, no se puede usar más de una vez a la semana.

Necesita media taza de agua tibia y el jugo de medio limón. Remueve y haz buches por toda la boca antes de irte a la cama. Enjuaga con un poco de agua tibia para que no te quede el sabor ácido.

  1. fresas

El consumo de fresa es otra alternativa para mantener las encías sanas y los dientes fuertes. Si quieres hacer un cepillo de fresas, necesitarás dos fresas de tamaño mediano. Córtalas en rodajas y frótalas sobre los dientes durante 7 minutos. Enjuaga con agua tibia y repite el proceso todos los días antes de irte a dormir.

  1. Agua oxigenada

Esta sustancia, tan común en los hogares, también sirve para aclarar los dientes y eliminar el sarro. Puedes usar este remedio casero hasta tres veces a la semana, siempre como enjuague, después del cepillado rutinario.

Necesitas ¼ taza de agua tibia y 2 cucharadas de agua oxigenada. Coloca el agua tibia en un vaso y agrega el agua oxigenada. Remueve para mezclar. Luego toma un poco de agua y haz buches durante 1 minuto. Escupe la mezcla y repite durante otro minuto. Enjuágate con agua fresca.