Trucos y Astucias

8 consejos para saber si tus plantas necesitan agua

Si te gustan las plantas de interior y quieres darle un toque verde a tu casa o apartamento, seguramente te encuentres con el dilema de no saber cuándo regar tus pequeñas protegidas. No te preocupes, ¡aquí te presentamos una lista de 8 astucias para saber si tus plantas necesitan agua!

1. Conoce las necesidades de cada variedad

Es importante entender que no todas las plantas tienen las mismas necesidades. Mientras algunas requieren riego regular, otras apenas necesitan agua. Por lo tanto, ¿cómo determinar cuándo regar una planta verde o una planta con flores? ¡Aquí te lo explicamos!

En primer lugar, debes tener en cuenta que las plantas de interior tienen diferentes exigencias en invierno y en verano. Aunque estén protegidas del frío invernal, aún experimentan cambios en la luminosidad. Por lo tanto, es importante respetar el período de hibernación de todas las plantas.

En cuanto a las necesidades de agua de cada variedad, debes saber que un ficus, una orquídea, una palmera, un filodendro, una planta araña y un cítrico en maceta deben regarse en promedio cada 5 a 10 días. Para las plantas suculentas y los aloes, debes regar en pequeñas cantidades cada 2 a 3 semanas en los momentos más calurosos y suspender el riego durante el otoño y el invierno.

2. Toca la tierra de tus plantas verdes

Una regla que debes seguir al pie de la letra es que nunca debes regar una planta cuya tierra aún esté húmeda. Antes de hidratar tus plantas, simplemente introduce tu dedo a una profundidad de 3 a 4 cm para verificar el estado del suelo. No te excedas de esta profundidad para evitar dañar las raíces. ¿El sustrato está húmedo? En ese caso, pospone el riego unos días. Si el suelo está completamente seco, puedes dar un poco de agua a tu planta verde.  Evita los riegos excesivos que podrían pudrir tus plantas…

3. Levanta tus macetas de flores

Este truco es útil para verificar el estado del suelo en la parte más profunda sin riesgo de dañar las raíces al manipular la planta. Simplemente levanta tus macetas después de cada riego para conocer su peso cuando están llenas de agua. De esta manera, solo tendrás que volver a levantar tus plantas antes de regarlas para saber si el suelo se ha secado.

4. Observa el aspecto de la tierra

A veces, basta con un simple vistazo para saber si tus plantas necesitan un poco de agua. Solo tienes que fijarte en el estado del suelo. Si está seco y suelto, puedes humedecer el sustrato de tus plantas verdes. Por supuesto, este consejo no es adecuado para los cactus y las plantas suculentas, cuyo suelo debe mantenerse seco la mayor parte del tiempo, pero es perfecto para el cuidado diario de los helechos.

5. Inserta un palo en la maceta

Toma un palito de brocheta o un palillo de cocina, por ejemplo, y utiliza este accesorio para saber si tu planta necesita agua. Solo tienes que introducir el objeto de madera en el sustrato a una profundidad de aproximadamente 5 cm para no dañar las raíces y esperar unos minutos. Luego, retira el palo y obsérvalo. ¿Presenta señales de humedad? Debes esperar unos días más antes de regar tus plantas verdes. ¿El trozo de madera está completamente seco? ¡Puedes proceder con el riego! ¡Es tan sencillo como eso!

Foto Freepik

6. Observa tus plantas

Observando cuidadosamente tus plantas verdes y con flores, podrás determinar sus necesidades de agua. De hecho, las plantas que necesitan riego a menudo tienen hojas blandas y caídas. Estas también tienden a amarillear o ponerse marrones con el tiempo. También puedes notar que los tallos se doblan y las flores se marchitan. Un consejo: ¡no esperes a que tus plantas presenten estos síntomas para regarlas!

7. Instala un sensor de humedad

¿Has instalado un jardín vertical o tienes grandes macetas? En ese caso, invierte en un sensor de humedad. ¿Qué es eso? Un sensor de humedad es un dispositivo acoplado a un higrómetro que proporciona una estimación clara y precisa de las necesidades de agua de todas las plantas.

¿Te preocupa que este dispositivo sea demasiado caro? ¡No te preocupes! Los sensores de humedad son muy asequibles. Puedes encontrar este tipo de objetos en cualquier tienda de jardinería.

8. Nutre tus plantas de interior

Ya sabes que las plantas verdes y las plantas con flores no solo necesitan agua para mantenerse saludables. También requieren una temperatura agradable y mucha luz, así como aportes adecuados a sus necesidades específicas. ¿Cuáles son las exigencias de las plantas de interior? Para que tus plantas en maceta prosperen, debes seleccionar un fertilizante adecuado que contenga los elementos nutritivos esenciales para su bienestar. Estos incluyen el potasio, que ayuda a la planta a regular sus necesidades de agua, el fósforo, que favorece un crecimiento óptimo, y el nitrógeno.

Siempre debes elegir el fertilizante en función del tipo de nutrientes que deseas proporcionar a tus plantas, así como de la naturaleza de la planta. De hecho, las plantas verdes y las plantas con flores no necesitan los mismos nutrientes. ¿No sabes qué tipo de fertilizante seleccionar? Opta por un fertilizante polivalente que cubra los requisitos nutricionales de todas las plantas de interior.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira