Salud

Valeriana: una planta con propiedades calmantes y beneficios para la salud

La valeriana, también conocida como valeriana officinalis, es una planta medicinal que ha sido utilizada durante siglos debido a sus propiedades calmantes y beneficiosas para la salud.

¿Qué es la valeriana y qué compuestos contiene?

La valeriana officinalis es una planta perenne que se encuentra en Europa y Asia, y crece hasta una altura de 1,2 metros. Sus órganos subterráneos, como los rizomas, las raíces y los estolones, son los que se utilizan con fines medicinales. Estos órganos contienen diversos compuestos, como los ácidos valerénico e isovalérico, flavonoides y otros compuestos volátiles.

Propiedades medicinales de la valeriana

La valeriana ha sido ampliamente estudiada debido a sus propiedades medicinales. Entre las propiedades más destacadas se encuentran sus efectos calmantes, sedantes y relajantes. Estos efectos son atribuidos a los compuestos presentes en la planta, como los ácidos valerénico e isovalérico.

Combate el insomnio y mejora el sueño

Uno de los usos más conocidos de la valeriana es para tratar el insomnio y mejorar la calidad del sueño. Los compuestos presentes en la valeriana, especialmente los ácidos valerénico e isovalérico, tienen propiedades sedantes y tranquilizantes que pueden ayudar a combatir el insomnio. Estos compuestos actúan aumentando la actividad del neurotransmisor gaba en el cerebro, lo que puede generar una sensación de relajación y facilitar el sueño.

Diversos estudios han demostrado la eficacia de la valeriana en el tratamiento del insomnio. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los efectos de la valeriana no son inmediatos y pueden requerir un uso continuado durante varias semanas para obtener resultados significativos.

Reducción de la ansiedad y el estrés

Otro uso común de la valeriana es para reducir la ansiedad y el estrés. Los compuestos presentes en la valeriana, como los ácidos valerénico e isovalérico, aumentan la actividad del neurotransmisor gaba en el cerebro, lo que puede generar una sensación de relajación y disminuir los síntomas de ansiedad y estrés.

Aunque algunos estudios respaldan el uso de la valeriana para reducir la ansiedad, no existe un consenso definitivo sobre su eficacia. Algunos estudios han encontrado resultados positivos, mientras que otros han sido contradictorios. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que la valeriana puede funcionar de manera diferente en cada individuo y que es necesario consultar a un profesional de la salud antes de utilizarla como tratamiento para la ansiedad.

Alivio de los síntomas del spm y la menopausia

La valeriana también puede ser útil para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (spm) y la menopausia. Los compuestos presentes en la valeriana, como los flavonoides, pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo, reducir el nerviosismo y aliviar los síntomas asociados al spm, como los cólicos menstruales.

Además, la valeriana puede ser beneficiosa para las mujeres que están experimentando la menopausia. Los cambios hormonales durante este período pueden provocar síntomas como irritabilidad, nerviosismo y sudoración excesiva. La valeriana, con sus propiedades calmantes y sedantes, puede ayudar a aliviar estos síntomas y mejorar la calidad del sueño.

Cómo tomar la valeriana de manera segura y efectiva

Si estás interesado en utilizar la valeriana como tratamiento para el insomnio, la ansiedad u otros problemas de salud, es importante tomarla de manera segura y efectiva. A continuación, te presentamos algunas formas comunes de consumir valeriana:

Té de valeriana

El té de valeriana es una forma popular de consumir esta planta medicinal. Para preparar el té, se recomienda utilizar raíces secas de valeriana. Agrega una cucharada de raíz seca de valeriana a 300 ml de agua hirviendo, tapa y deja reposar durante 10 a 15 minutos. Luego, cuela y bebe el té de 30 a 45 minutos antes de acostarte.

Es importante tener en cuenta que el té de valeriana no debe ser consumido por mujeres embarazadas ni por niños menores de 3 años. Además, se recomienda no exceder el consumo de 2 tazas de té por día, ya que un consumo excesivo puede provocar agitación e insomnio.

Cápsulas de valeriana

Las cápsulas de valeriana son otra forma común de consumir esta planta medicinal. Las dosis de valeriana en cápsulas pueden variar según la prescripción médica. Para el tratamiento del insomnio, se recomienda tomar 1 cápsula de 450 mg, preferiblemente 30 minutos antes de acostarse. Los efectos del tratamiento pueden ser más evidentes después de unas semanas de uso continuado.

Es importante recordar que la valeriana puede causar somnolencia, por lo que se debe evitar conducir o manejar maquinaria peligrosa mientras se está bajo los efectos de la valeriana. Además, las personas con enfermedad hepática deben tener precaución al tomar valeriana.

Precauciones y contraindicaciones

Aunque la valeriana se considera generalmente segura, existen algunas precauciones y contraindicaciones que debes tener en cuenta. La valeriana puede causar efectos secundarios como dolor de cabeza, mareos, problemas estomacales e insomnio. En caso de sobredosis, los efectos suelen ser benignos y desaparecen en un plazo de 24 horas.

El consumo de valeriana durante el embarazo y la lactancia no está completamente establecido, por lo que se recomienda precaución y reducir su consumo en estos casos. Si estás embarazada o en período de lactancia, es importante consultar a un profesional de la salud antes de utilizar valeriana.

Además, la valeriana puede interactuar con ciertos medicamentos, como sedantes y antidepresivos. Si estás tomando algún medicamento, es importante consultar a tu médico antes de utilizar valeriana como complemento.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo