BellezaLifeStyle

Beber mucha agua ayuda a hidratar la piel: ¿verdadero o falso?

La hidratación de la piel es un tema que ha despertado mucho interés y curiosidad en las personas. El agua es esencial para nuestro organismo y se ha dicho que beber mucha agua puede tener un impacto positivo en la calidad de nuestra piel. Pero, ¿es realmente cierto que beber agua en grandes cantidades ayuda a hidratar la piel?

El papel del agua en nuestro cuerpo

Nuestro cuerpo está compuesto aproximadamente por un 80% de agua, el cual desempeña un papel fundamental en el buen funcionamiento de nuestro organismo y es esencial para mantenernos saludables. Se recomienda beber alrededor de 1,5 litros de agua al día para asegurar un buen funcionamiento de nuestros órganos y sistemas.

La hidratación de la piel

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también necesita hidratación para mantenerse saludable. El agua presente en nuestro cuerpo se almacena principalmente en el dermis, la capa más profunda de la piel, el cual se distribuye a través de las diferentes capas de la piel hasta llegar a la epidermis y luego se evapora.

Para evitar la pérdida excesiva de agua, la piel cuenta con una barrera protectora llamada film hidrolipídico. Sin embargo, cuando esta barrera no cumple eficientemente su función, la piel puede deshidratarse, lo que puede resultar en un aspecto opaco y sin brillo.

Factores que pueden afectar la hidratación de la piel

Si bien la falta de consumo de agua puede contribuir a la deshidratación del cuerpo en general, existen diversos factores que pueden afectar específicamente la hidratación de la piel. El tabaco, el frío, el alcohol, ciertos medicamentos, una alimentación desequilibrada, una rutina de cuidado de la piel inadecuada, la exposición al sol y la fatiga son solo algunos ejemplos de factores que pueden agredir el film hidrolipídico y deshidratar la piel.

Es importante destacar que la falta de consumo de agua no suele ser la principal causa de la deshidratación cutánea, ya que es necesario llegar a un estado avanzado de deshidratación, como cuando se está enfermo, para observar un efecto en la piel debido a la falta de agua. Beber 2 litros de agua al día no garantiza una hidratación adecuada de la piel.

Foto Freepik

El impacto de la hidratación en la apariencia de la piel

Si bien beber agua en grandes cantidades no hidrata directamente la superficie de la piel ni le da un tono rosado, la hidratación interna puede tener un impacto indirecto en la apariencia de la piel. Al mejorar el flujo sanguíneo, el agua contribuye a llevar nutrientes y oxígeno a la piel, lo que puede ayudar en su apariencia general.

Sin embargo, para mantener una piel correctamente hidratada, es recomendable recurrir a ingredientes activos conocidos por sus propiedades hidratantes, como el ácido hialurónico, el ácido poliglutámico, la glicerina, las ceramidas y los péptidos. Además, productos como la manteca de karité y la lanolina pueden ser efectivos para reforzar la hidratación de la piel.

Muchos dermatólogos recomiendan, especialmente durante los meses de invierno, utilizar un humidificador de vapor frío en las habitaciones donde pasamos mucho tiempo. El aire seco que se suele presentar durante esta temporada puede tener un impacto negativo en la calidad de la piel.

Recuerda que cada persona es única y lo que funciona para algunos puede no funcionar para otros. Si tienes preocupaciones sobre la hidratación de tu piel, es recomendable consultar a un dermatólogo, quien podrá brindarte orientación personalizada y recomendaciones adecuadas para tu caso específico.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira
Últimas entradas de Veronica Pereira (ver todo)