LifeStyle

Esta parte del frigorífico está llena de bacterias y nunca la has limpiado

En los últimos tiempos, los remedios naturales están ganando cada vez más popularidad, especialmente para limpiar todo lo que está en contacto con los alimentos. Sabemos que los productos de limpieza comerciales están llenos de agentes químicos que ponen en peligro nuestra salud y el medio ambiente que nos rodea.

Uno de los mejores métodos naturales para limpiar el frigorífico es sin duda el vinagre, que es un germicida natural, pero también se puede utilizar el limón, que además le proporciona al electrodoméstico un agradable aroma. Sin embargo, hay una parte del frigorífico que siempre se pasa por alto a la hora de limpiar. Veamos cuál es.

La parte del frigorífico llena de bacterias que nunca limpiamos

Aunque todos los electrodomésticos relacionados con los alimentos deben ser higienizados a fondo, es algo que a menudo se olvida. Este es el caso del frigorífico, que no se limpia completamente porque se descuida la limpieza de las juntas. Cuando estas se decoloran, dan una mala impresión estética. Sin embargo, existen métodos eficaces pero sencillos para limpiarlas.

Las juntas tienden a acumular millones de bacterias, auténticas colonias debido a la suciedad que se acumula fácilmente. Uno de los métodos para limpiarlas consiste en humedecer las juntas con agua y pasta de dientes, y utilizar un cepillo de dientes viejo para llegar a los rincones más difíciles. Una vez limpias, se pasa un paño para secarlas correctamente. Otro método realmente eficaz es utilizar lejía. En este caso, es mejor usar guantes y retirar todos los alimentos del frigorífico.

Consejos para mantener el frigorífico limpio

Además de limpiar las juntas del frigorífico, existen otros consejos para mantenerlo limpio y seguro:

Limpieza regular: es importante realizar una limpieza regular del frigorífico para evitar la acumulación de suciedad y bacterias. Se recomienda hacerlo al menos una vez al mes.

Organización: mantener el frigorífico ordenado y organizado ayuda a prevenir la acumulación de alimentos en mal estado y facilita la limpieza.

Control de la temperatura: asegúrese de que la temperatura del frigorífico sea la adecuada para garantizar la conservación óptima de los alimentos y evitar la proliferación de bacterias.

Alimentos en recipientes herméticos: almacenar los alimentos en recipientes herméticos ayuda a mantener el frigorífico limpio y evita la contaminación cruzada entre los alimentos.

Evitar derrames: siempre que sea posible, evite derramar líquidos o alimentos dentro del frigorífico. Si ocurre algún derrame, límpielo inmediatamente para evitar la proliferación de bacterias.

Remedios naturales para limpiar y desinfectar la nevera

Bicarbonato de sodio: el aliado perfecto para la limpieza profunda

El bicarbonato de sodio es un ingrediente versátil que se utiliza en numerosos remedios caseros y tiene propiedades desinfectantes y desodorizantes. Para utilizarlo en la limpieza de la nevera, necesitarás:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)
  • Recipiente hondo
  • Esponja o estropajo
  • Paño absorbente

Incorpora las cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente hondo y cúbrelas con las tazas de agua. Remueve la mezcla para que se diluya en el líquido. Sumerge una esponja en el líquido con bicarbonato y frótala sobre las paredes y compartimentos de tu nevera. Deja que el producto actúe durante 5 minutos y luego retíralo con un paño absorbente limpio. Repite este procedimiento una vez por semana para mantener tu nevera limpia y desinfectada.

El bicarbonato de sodio no solo eliminará los restos de alimentos difíciles de limpiar, sino que también neutralizará los olores desagradables, dejando tu nevera fresca y libre de bacterias.

Jugo de limón: una opción refrescante y desinfectante

El jugo de limón es otro ingrediente natural que puede ayudarte a limpiar y desinfectar tu nevera. Los ácidos naturales presentes en el limón ayudan a eliminar la grasa y los restos de suciedad acumulada, además de dejar un agradable aroma cítrico. Para utilizarlo, necesitarás:

  • El jugo de 3 limones
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)
  • Frasco con atomizador
  • Toalla o paño limpio

Exprime el zumo de los limones y viértelo en un frasco con atomizador junto con el agua tibia. Agita bien la mezcla para que se integre correctamente. Extrae todos los alimentos y partes desmontables de la nevera y rocía el limpiador de limón sobre las superficies a limpiar. Deja que el producto actúe durante 5 minutos y luego frótalo con una toalla o paño limpio. Repite este procedimiento dos veces por semana para mantener tu nevera desinfectada y con un aroma fresco. El jugo de limón no solo eliminará las manchas y los olores desagradables, sino que también dejará tu nevera con un agradable aroma cítrico.

Vinagre blanco: un desinfectante natural y eficaz

El vinagre blanco es otro ingrediente natural que puede ayudarte a desinfectar la nevera y limpiar diversas superficies de tu hogar. Sus propiedades desengrasantes y desinfectantes lo convierten en una opción efectiva para mantener tu nevera libre de bacterias. Para utilizarlo, necesitarás:

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)
  • Frasco con atomizador
  • Paño absorbente

Diluye el vinagre blanco en una taza de agua tibia y viértelo en un frasco con atomizador. Vacía la nevera y rocía el limpiador de vinagre por todas las paredes y superficies que deseas limpiar. Deja que el producto actúe durante 5 minutos y luego frótalo con un paño absorbente. Utiliza este remedio al menos una vez a la semana para mantener tu nevera desinfectada y libre de olores. El vinagre blanco ayudará a desengrasar y desinfectar tu nevera de manera efectiva, dejándola libre de bacterias y sin rastro de malos olores.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira