LifeStyle

Cómo medir correctamente la presión de los neumáticos: todo lo que necesitas saber

La presión adecuada de los neumáticos es fundamental para garantizar la seguridad, el rendimiento y la durabilidad de nuestro vehículo. Sin embargo, muchos conductores descuidan esta tarea tan importante.

Importancia de la presión adecuada de los neumáticos

Los neumáticos son el único punto de contacto entre nuestro vehículo y la carretera. Por lo tanto, su estado influye en nuestra seguridad al conducir. Si los neumáticos tienen una presión incorrecta, ya sea demasiado alta o demasiado baja, pueden afectar negativamente el rendimiento del vehículo y aumentar el riesgo de accidentes. Además, una presión inadecuada puede provocar un desgaste prematuro de los neumáticos, un mayor consumo de combustible y una pérdida de control sobre el vehículo.

Cómo medir la presión de los neumáticos

Medir la presión de los neumáticos es un proceso sencillo que podemos realizar nosotros mismos en casa o en una gasolinera. A continuación, te mostramos los pasos a seguir:

Paso 1: conoce la presión recomendada

Antes de medir la presión de los neumáticos, es importante conocer la presión recomendada por el fabricante. Esta información suele estar disponible en el manual del vehículo, en una pegatina en la puerta del conductor o en la tapa del depósito de combustible. La presión recomendada puede expresarse en diferentes unidades, como psi (libra por pulgada cuadrada), bares o kilopascales. Asegúrate de saber la unidad utilizada y la presión correcta para tus neumáticos.

Paso 2: reúne las herramientas necesarias

Para medir la presión de los neumáticos, necesitarás un manómetro, que es un dispositivo utilizado para medir la presión. Puedes adquirir uno en una tienda de automóviles o utilizar los que se encuentran disponibles en las gasolineras. Asegúrate de tener el manómetro a mano antes de comenzar el proceso.

Paso 3: verifica que los neumáticos estén fríos

Es importante medir la presión de los neumáticos cuando están fríos, es decir, cuando el vehículo no ha sido utilizado durante al menos tres horas o cuando no ha recorrido más de 1,6 km. Esto se debe a que la presión de los neumáticos aumenta a medida que se calientan durante la conducción, lo que puede afectar la precisión de la medición.

Paso 4: retira el tapón de la válvula

Una vez que los neumáticos estén fríos, retira el tapón de la válvula de cada neumático. Este tapón protege la válvula de aire y debe guardarse en un lugar seguro para evitar su pérdida.

Paso 5: conecta el manómetro a la válvula

Conecta el manómetro a la válvula de aire de uno de los neumáticos. Asegúrate de que el manómetro esté bien ajustado y no haya fugas de aire.

Paso 6: lee la presión en el manómetro

Una vez que el manómetro esté correctamente conectado, leerás la presión de los neumáticos en la pantalla del dispositivo. Asegúrate de leer la presión en la unidad correcta (psi, bares o kilopascales) y compárala con la presión recomendada por el fabricante.

Paso 7: ajusta la presión si es necesario

Si la presión medida es menor que la recomendada, deberás inflar el neumático agregando aire. Utiliza una bomba de aire o una estación de servicio para agregar la cantidad necesaria de aire. Si la presión es mayor que la recomendada, deberás liberar aire utilizando el botón de liberación del manómetro o una herramienta adecuada.

Paso 8: repite el proceso en los demás neumáticos

Repite los pasos 5, 6 y 7 en cada uno de los neumáticos del vehículo, incluyendo la rueda de repuesto. Asegúrate de medir y ajustar la presión de cada neumático por separado.

Paso 9: vuelve a colocar los tapones de las válvulas

Una vez que hayas medido y ajustado la presión de los neumáticos, vuelve a colocar los tapones de las válvulas en cada neumático. Asegúrate de apretarlos correctamente para evitar fugas de aire.

¿Cuándo y cómo realizar la medición de la presión?

Es recomendable medir la presión de los neumáticos al menos una vez al mes y antes de realizar un viaje largo. También es importante verificar la presión de los neumáticos cuando haya cambios significativos en la temperatura, ya que esto puede afectar la presión de los neumáticos. Recuerda que es necesario medir la presión con los neumáticos fríos y ajustarla según sea necesario.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo