¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

¿ Por qué gruñe nuestro estómago?

Si experimentas estos ruidos de forma persistente o acompañados de otros síntomas preocupantes, es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico.

El sistema digestivo y sus procesos

El sistema digestivo es un conjunto de órganos que trabajan en armonía para procesar los alimentos que consumimos. Comienza en la boca, donde los dientes y la saliva inician el proceso de descomposición de los alimentos. Luego, el alimento pasa por el esófago y llega al estómago, donde ocurre la mayor parte de la digestión.

El estómago es un órgano muscular con una pared interna revestida de células especializadas en la producción de ácido y enzimas digestivas, las cuales ayudan a descomponer los alimentos en nutrientes más pequeños que pueden ser absorbidos por el cuerpo. Durante el proceso de digestión, los músculos del estómago se contraen y se relajan para mezclar los alimentos con los jugos gástricos.

El ruido del estómago: borborigmos

Cuando escuchamos esos sonidos extraños provenientes de nuestro estómago, se les conoce como borborigmos, que son el resultado del movimiento de los músculos del estómago y los intestinos, conocido como peristaltismo. Durante la digestión, el peristaltismo ayuda a mover los alimentos a lo largo del tracto digestivo.

El peristaltismo es una serie de contracciones musculares involuntarias que empujan los alimentos a través del sistema digestivo, que pueden producir burbujas de aire y gas en el estómago y los intestinos, lo que genera los ruidos audibles que asociamos cuando nuestra tripa hace ruido.

¿Por qué gruñe el estómago cuando tenemos hambre?

Cuando nuestro estómago ha estado vacío durante un período de tiempo, los receptores en las paredes del estómago detectan la falta de alimentos y envían señales al sistema nervioso para activar el peristaltismo.

Estas señales desencadenan contracciones musculares en el estómago y los intestinos, incluso cuando no hay alimentos para digerir. El objetivo de este proceso es preparar el sistema digestivo para recibir alimentos y asegurar que el tracto gastrointestinal esté listo para descomponer y absorber los nutrientes.

Otras causas

Si bien el hambre es una de las causas más comunes del gruñido estomacal, existen otros factores que también pueden desencadenar estos ruidos en la tripa.

Dietas restrictivas

Cuando seguimos una dieta restrictiva, en la que reducimos la cantidad de alimentos y calorías que consumimos, es posible que experimentemos más gruñidos en el estómago, y esto se debe a que el estómago suele estar vacío o procesa los alimentos en poco tiempo, lo que provoca un aumento en los ruidos estomacales. Es importante seguir una dieta equilibrada y amable con nuestro organismo para evitar este problema.

Bebidas con gas

El consumo de bebidas gaseosas puede empeorar los ruidos estomacales, porque pueden aumentar la cantidad de burbujas que se forman en el estómago, lo que provoca más ruidos. Además, el cuerpo intentará expulsar estos gases de forma natural a través de las flatulencias o los eructos.

Intolerancia a ciertos alimentos

La intolerancia a ciertos alimentos, como la lactosa o el gluten, puede desencadenar ruidos estomacales, ya que cuando nuestro cuerpo no puede digerir adecuadamente ciertos alimentos, pueden producirse fermentaciones y liberación de gases en el intestino, lo que causa los ruidos y la sensación de pesadez.

Úlceras

Las úlceras en el estómago también son lesiones en la mucosa del estómago o el intestino delgado que pueden generar ruidos constantes y fuertes. Junto con los gruñidos, es común experimentar acidez, sensación de plenitud, eructos y náuseas. Es importante consumir los alimentos adecuados para no agravar la situación.

Síndrome de colon irritable

El síndrome de colon irritable es una condición crónica que afecta el funcionamiento del intestino grueso. Además de los gruñidos en el estómago, las personas con este síndrome pueden experimentar dolores abdominales, cambios en los hábitos intestinales y malestar después de comer ciertos alimentos. El tratamiento específico y una dieta rigurosa pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Diarrea

Durante los episodios de diarrea, el aumento del peristaltismo y el tránsito intestinal pueden provocar ruidos estomacales. El movimiento rápido e anormal del intestino aumenta la producción de gases, lo que promueve la aparición de estos sonidos abdominales.

Lee también: La dieta SIBO que reduce la hinchazón, los gases y la diarrea

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Lidia Baldomero