Tecnología

Qué hacer cuando tu celular cae al agua: guía paso a paso para recuperarlo

‍El celular se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestras vidas, almacenando información valiosa y siendo parte fundamental de nuestra rutina diaria. Sin embargo, hay ocasiones en las que un descuido puede hacer que nuestro querido dispositivo caiga al agua, lo cual puede generar preocupación e incertidumbre. Afortunadamente, existen medidas que podemos tomar para maximizar las probabilidades de recuperar nuestro celular mojado. En esta guía paso a paso, te explicaremos qué hacer cuando tu celular cae al agua, siguiendo las mejores prácticas recomendadas por expertos.

Paso 1: apaga el celular de inmediato

Lo primero que debes hacer cuando tu celular se cae al agua es apagarlo de inmediato. Si el dispositivo sigue encendido, corre el riesgo de sufrir cortocircuitos y daños irreparables. Para apagarlo, mantén presionado el botón de encendido o utiliza los botones físicos correspondientes en tu modelo de celular. Evita la tentación de encenderlo para comprobar si funciona, ya que esto podría empeorar la situación.

Paso 2: extrae todos los componentes desmontables

Una vez que el celular esté apagado, es importante extraer todos los componentes desmontables para facilitar el proceso de secado y minimizar los daños. Retira la carcasa, las bandejas de la tarjeta SIM y microSD, y cualquier otro componente que sea posible quitar sin necesidad de herramientas. Si tu celular tiene una batería extraíble, retírala con cuidado. Asegúrate de secar todos estos componentes por separado utilizando toallas o papel absorbente.

Paso 3: sécalo correctamente

El siguiente paso es secar el celular de manera adecuada. Es importante tener en cuenta que no debes utilizar fuentes de calor directas, como secadores de pelo o radiadores, ya que esto podría dañar los componentes internos. En su lugar, utiliza toallas o papel absorbente para secar suavemente los bordes y los puertos del celular. Realiza movimientos suaves para evitar que el agua se propague hacia otras partes del dispositivo. Si el celular cayó en agua salada, puedes usar agua del grifo para enjuagarlo y luego secarlo.

Paso 4: utiliza agentes deshumidificadores

Aunque el uso de arroz ha sido popularmente recomendado para absorber la humedad de un celular mojado, existen otros agentes deshumidificadores más eficientes. En lugar de arroz, puedes utilizar paquetes de gel de sílice, que son más efectivos para absorber la humedad. Coloca tu celular en un recipiente hermético junto con estos paquetes de gel de sílice y déjalo reposar durante al menos 48 horas. Si no tienes acceso a gel de sílice, también puedes utilizar arena de gato o copos de avena como alternativas.

Paso 5: verifica la ausencia de líquido

Después de haber dejado reposar el celular en los agentes deshumidificadores, es importante verificar si todavía hay presencia de líquido en el dispositivo. Gira el celular suavemente para que cualquier líquido restante pueda salir por las aperturas. Si observas que sigue saliendo líquido, repite los pasos anteriores y déjalo secar nuevamente. Es fundamental asegurarse de que el celular esté completamente seco antes de continuar con el siguiente paso.

Paso 6: enciende y verifica su funcionamiento

Una vez que estés seguro de que el celular está totalmente seco, llega el momento de encenderlo y comprobar su funcionamiento. Cruza los dedos y presiona el botón de encendido para encender el dispositivo. Observa si hay signos de cortocircuitos, olores extraños o cualquier otro problema. Si el celular funciona correctamente, puedes utilizar aplicaciones de prueba para verificar que todos los componentes estén en orden. Si detectas algún problema, es recomendable apagar el celular de inmediato y buscar ayuda profesional.

Paso 7: recicla tu celular si no se puede reparar

En caso de que tu celular no pueda ser reparado o no funcione correctamente después de seguir todos los pasos anteriores, es importante no desecharlo como basura. Los celulares contienen componentes que pueden ser perjudiciales para el medio ambiente, por lo que es recomendable reciclarlos adecuadamente. Puedes buscar puntos de reciclaje en tu localidad o acudir a tiendas especializadas que se encarguen de la recolección y reciclaje de dispositivos electrónicos.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira