Estilo de vida

La relación entre la postura de sueño y la personalidad: descubre qué dice de ti

El sueño es una parte esencial de nuestras vidas. Pasamos casi un tercio de nuestro tiempo durmiendo, lo que demuestra la importancia que tiene para nuestro bienestar general. Pero, ¿alguna vez te has preguntado si la forma en que duermes puede revelar algo sobre tu personalidad? Según diversos estudios científicos, la postura en la que dormimos puede estar relacionada con ciertos rasgos de nuestra personalidad.

La posición fetal: sensibilidad y emocionalidad

Una de las posturas de sueño más comunes es la posición fetal. En esta posición, te acuestas de costado, con las rodillas dobladas hacia el pecho y los brazos en cruz o cerca de las piernas. Esta postura toma su nombre de la posición en la que se encuentran los bebés en el vientre materno. Según estudios, aproximadamente el 41% de las personas duermen en esta posición.

La posición fetal se asocia comúnmente con la sensibilidad y la emocionalidad. Las personas que prefieren esta postura suelen ser amables, cariñosas y tienden a tener relaciones más intensas. Pueden parecer tímidas al principio, pero una vez que se sienten cómodas, muestran su verdadera personalidad. Sin embargo, también pueden tener miedo a ser heridas sentimentalmente y pueden ser más cautelosas al abrirse emocionalmente.

La posición del tronco: sociabilidad y confianza

Otra posición común al dormir es la posición del tronco o leño. En esta postura, te acuestas de costado con las piernas estiradas y juntas, y la espalda recta. Los brazos suelen estar al lado del cuerpo o debajo de la almohada. Según los estudios, alrededor del 15% de las personas prefieren esta postura al dormir.

Las personas que eligen la posición del tronco suelen ser sociables y confiadas. Se llevan bien con la mayoría de las personas y se sienten cómodas en grupos. Son desinhibidas y relajadas, lo que las hace muy fáciles de tratar. Sin embargo, debido a su confianza, también pueden ser víctimas de abuso de confianza. Es importante que mantengan un equilibrio entre su amabilidad y su cautela.

La posición de la añoranza: combinación de amistosidad y suspicacia

La posición de la añoranza es aquella en la que te acuestas de costado con las piernas ligeramente dobladas hacia adelante y los brazos estirados hacia el frente o debajo de la almohada. Alrededor del 13% de las personas eligen esta postura para dormir.

Las personas que duermen en la posición de la añoranza suelen tener una personalidad compleja. Son amistosas y abiertas, pero también pueden ser suspicaces y cínicas. Toman decisiones con calma, pero una vez que toman una decisión, son firmes y difíciles de persuadir. Son muy buenos amigos y valoran mucho las relaciones cercanas y el cariño.

La posición del soldado: reservados y leales

La posición del soldado es aquella en la que duermes boca arriba, con las piernas separadas a la altura de las caderas o los hombros y los brazos estirados a los lados del cuerpo. Solo alrededor del 8% de las personas duermen en esta postura, con la barbilla mirando hacia el techo.

Las personas que eligen la posición del soldado suelen ser reservadas y tranquilas. No suelen mostrar emociones fuertes y prefieren mantener su vida personal privada. Son personas auténticas y originales, con metas y objetivos elevados tanto para ellos mismos como para los demás. Además, son leales y protectores de sus seres queridos y valoran mucho las relaciones cercanas.

La posición de caída libre: intensidad y sociabilidad

La posición de caída libre es aquella en la que te acuestas boca abajo, con la cabeza girada hacia uno de los lados y las manos debajo de la almohada o estiradas hacia arriba. Aproximadamente el 7% de las personas duermen en esta posición.

Las personas que eligen la posición de caída libre suelen ser intensas, sociables y descaradas. No les gusta que les digan qué hacer y no toleran las críticas. Son individuos únicos que valoran mucho su libertad y son muy sensibles a cualquier intento de control. Les encanta ser el centro de atención y disfrutan de su vida social al máximo.

La posición estrella: empatía y necesidad de atención

La posición estrella es aquella en la que te acuestas boca arriba, con los brazos alrededor de la almohada y las piernas ligeramente flexionadas o una estirada. Esta posición es elegida por aproximadamente el 5% de las personas.

Las personas que duermen en la posición estrella son excelentes oyentes y amigos comprensivos. Siempre están dispuestas a ayudar a los demás y se preocupan por el bienestar de los demás. Sin embargo, también disfrutan de ser el centro de atención y pueden buscar la aprobación y el reconocimiento de los demás en diferentes situaciones.

4.5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira