Salud

Sangrado después de tener relaciones sexuales: causas, preocupaciones y recomendaciones

Cuando se experimenta un sangrado después de tener relaciones sexuales, es natural preocuparse. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no siempre es motivo de alarma, especialmente si se trata de pequeñas pérdidas y ocurre de forma esporádica.

Cáncer de cuello uterino: una causa grave de sangrado después de tener relaciones sexuales

El cáncer de cuello uterino es la causa más grave de sangrado después de tener relaciones sexuales. Aunque es poco común llegar a este punto, ya que implica un estado avanzado de la enfermedad, es importante preocuparse si el sangrado ocurre de manera recurrente. Si no te has realizado una prueba de Papanicolaou en los últimos tres años, experimentas sangrado después de cada relación sexual y estos sangrados no son dolorosos, es fundamental que acudas a tu ginecólogo de inmediato.

Problemas de anticoncepción que pueden provocar sangrado

El sangrado después de tener relaciones sexuales también puede estar relacionado con problemas de anticoncepción. Si experimentas manchas de sangre fuera de tu periodo menstrual, esto puede ser causado por un método anticonceptivo que no se adapta a tus necesidades. También puede ocurrir si olvidas tomar tu pastilla anticonceptiva durante uno o varios días. Ante cualquier duda, no dudes en consultar a tu médico generalista o ginecólogo.

Heridas vaginales: una causa frecuente y dolorosa de sangrado

Las heridas vaginales son una causa frecuente y dolorosa de sangrado después de tener relaciones sexuales. Este tipo de traumatismo ocurre cuando el aire entra en la vagina durante la penetración, lo que puede provocar una ruptura abrupta en la pared vaginal y causar un sangrado abundante. En estos casos, es importante acudir a urgencias lo más rápido posible para recibir una sutura bajo anestesia.

Papilomavirus y sangrado vaginal

El papilomavirus humano (HPV) puede causar condilomas, que son verrugas genitales benignas. Estas verrugas pueden sangrar si se desprenden durante las relaciones sexuales. Aunque la mayoría de las veces los condilomas son benignos, si al explorar tu vagina sientes algo anormal, algo que parece estar sujeto solo por un trozo de piel y que sangra, debes consultar a un médico para descartar la presencia de un HPV maligno en el cuello uterino.

Lesiones y fisuras relacionadas con infecciones y otros factores

Cuando se presentan infecciones vaginales, como la candidiasis o la vaginosis bacteriana, la flora vaginal no se encuentra en buen estado y pueden aparecer lesiones. Aunque en estos casos es posible que no se tenga ganas de tener relaciones sexuales, estas pequeñas fisuras pueden sangrar durante el acto sexual. Las rupturas son más comunes cuando existe sequedad vaginal, la cual puede presentarse después de un parto, una intervención médica o la menopausia.

Sangrado relacionado con el ciclo menstrual

Estimular el cuello uterino durante las relaciones sexuales puede provocar sangrado justo antes del ciclo menstrual. Si hay acumulación de sangre en el útero, es posible que se produzcan pequeños sangrados antes de que llegue el periodo. También es normal experimentar un poco de sangre roja justo después del periodo menstrual.

Precaución con objetos cortantes y lesiones graves

Por último, es importante tener precaución con el uso de objetos que no están destinados a ser utilizados como juguetes sexuales, ya que pueden provocar cortes o lesiones graves. Existen numerosos juguetes asequibles en el mercado, así que no corras riesgos innecesarios.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira